“Por eso, ha reiterado , traemos aquí como ejemplo a , a y a , para que no nos olvidemos que hoy votamos el apoyo de España a los venezolanos demócratas, que denunciamos a la “justicia injusta” y que no existe mayor desinfectante que la luz del sol que saca a relucir financiaciones y discursos que pretenden alterar el primero de los valores sobre el que se basa una democracia, la justicia.

José Ramón García-Hernández ha afirmado que “somos muchos los que hoy firmaremos esta declaración y otros tantos los que prefieran alinearse en el fango de la historia, pero avisamos a todos nuestros compatriotas de que la amenaza existe, es real, que algunos analistas hablan de la Segunda Guerra Fría en la que diversos países viendo las debilidades de las democracias, financian opciones políticas que les sean favorables a sus intereses, sacrificando los intereses legítimos de sus sociedades”.

Durante su intervención en la Proposición no de Ley del Grupo Popular relativa al apoyo a la Ley de Amnistía y Reconciliación de la República Bolivariana de Venezuela, el portavoz del PP ha manifestado que “jamás pensé que estaría en un parlamento y en una democracia, defendiendo la vida y la libertad de un hombre, de cientos, de una nación entera”.

El dirigente del PP ha puesto de relieve que “cualquiera que fueran nuestras opiniones de los diferentes partidos políticos o personas, sobre la política, sobre la organización de la vida de todos, la opinión de todos, de los más diversos cabía”. “Que se podía expresar, incluso instalado en la peor de las reverberaciones y expresiones altisonantes, ideas diferentes”, ha añadido, a la vez que ha señalado que “creí como otros tantos, que la gran conquista de nuestras democracias, la libertad de expresión y de conciencia, eran conquistas que nadie pondría en tela de juicio para que no repitiéramos experiencias históricas totalitarias tan penables y que acabaron en el siglo XX con la vida de más de 200 millones de vidas humanas y que produjeron horrores como los campos de concentración o los gulag donde se encarcelaba al diferente, al preso político, de conciencia, o al que una invisible raya étnica volvía diferente ante el antojo del que ejerce el poder arbitrario”.

El portavoz popular ha considerado que nunca pensó “que jamás tuviera que erigir mi voz por aquellos que hoy en Venezuela tienen silenciada la suya; nunca pensé que tuviera que pedir a nadie en Occidente que expresase su solidaridad con esta situación, pero lo que sobrepasa la peor de las pesadillas, es encontrar argumentos caducos, argumentos para los que es difícil encontrar una descalificación global por las náuseas que provocan, una descalificación que desde la ausencia de animadversión pudiera calificar lo que ocurre hoy en esta Comisión”. “Pero leyendo las enmiendas de algunos grupos, el calificativo que las define con toda precisión, es que son comunistas”, ha destacado.

“APOYAMOS LA LEY DE AMNISTÍA QUE HA PROMULGADO LA

“Con ese gran consenso, que lo es de la mayoría de las fuerzas políticas, fiel reflejo de la sociedad española, apoyamos la Ley de Amnistía que ha promulgado la Asamblea Nacional de Venezuela y que ayer aprendimos que la infausta juez Gladys Gutiérrez, aquella a la que Diosdado Cabello llamó para que preparase la orden de detención de Leopoldo López en presencia de este, firmase la calificación del de Justicia declarando inconstitucional la totalidad de la ley de Amnistía, provocando los pronunciamientos de la Oficina del Alto Representante de ONU sobre Derechos Humanos”, ha explicado García Hernández.

En este sentido, el portavoz popular ha aclarado que “por fortuna a los españoles no hay que decirles mucho de Venezuela, todos están informados sobre la deriva del régimen. Y en medio de esa deriva aparecen las declaraciones del Presidente Maduro insultando al Presidente ”.

A su juicio, “se descalifican por sí mismas, y producen sonrojo, porque para el menos avisado de los espectadores entra en ese burdo truco definido en los manuales de propaganda política de intentar retar a otra persona para convertirse en su alter ego y con ello, adquirir rango presidencial, o en la búsqueda de un inexistente enemigo externo para aglutinar a la población, el rasgo del peor de los populismos de nuevo y viejo cuño”.

El portavoz popular ha pedido hacer un seguimiento de la grave crisis humanitaria y alimenticia del país y hace un llamamiento al para que acepte los ofrecimientos de ayuda formulados desde países amigos de Venezuela como España y de instancias internacionales, al tiempo que ha reconocido “el papel que han jugado todas las fuerzas democráticas aglutinadas en la MUD, que abarcan desde la izquierda, centro izquierda al centro derecha y derecha de Venezuela, que pese a las incesantes provocaciones han permanecido en los márgenes tan estrechos que permitía el régimen para que su pelea y su éxito como demuestran las elecciones del 6 de diciembre fueran siempre democráticas”.

“Nuestro reconocimiento por ello”, ha afirmado el dirigente del PP, quien ha advertido que “el revocatorio presidencial se debe de celebrar, la comunidad internacional debe estar atenta a que no se pongan obstáculos para que se celebre una consulta recogida en la Constitución y de la que tanto alardeaban propios y epígonos extranjeros, no valiendo subterfugios que adulteren aún más la vida política de Venezuela”.

“PODEMOS TIENE QUE EXPLICAR SI HAY FINANCIACIÓN POR PARTE DE CHAVEZ Y MADURO”

El portavoz popular ha afirmado que “Si de verdad el régimen de Maduro fuera fiel a alguno de los principios que proclama, nos explicaría por qué financió o no lo hizo a la fundación que algunos medios periodísticos sitúan en el origen de Podemos”

José Ramón García- Hernández ha dejado claro que “si ustedes quieren traer Venezuela a España y tienen un plan bolivariano e iraní para España es su opción y si los votos la avalan esperemos que al menos respeten la ley y no vayamos por otros derroteros que sabemos dónde conducen”.

“Si no es así, -ha concluido- aquí tienen una oportunidad para explicarse, pero les avisamos que la mentira no vale, y que en el debate se desenmascara a los que traicionan aquello que pretenden servir, al menos si existe libertad, eso que tanto molesta a los regímenes totalitarios”.

no de Ley del Grupo Popular ha tenido el apoyo favorable del PSOE, de Ciudadanos, PNV y Democracia y Libertad