• El portavoz de Educación del GPP acusa al de “pretender atacar, sin precedentes, a la libertad educativa” y permitir que se adoctrine sin pudor a los niños en las aulas. Un ejemplo es que “los independentistas son los que deciden en qué lengua se educa a los niños”.

  • Rechaza “cualquier tipo de adoctrinamiento e imposición en las aulas” y defiende “la libertad de las familias para escoger el tipo de educación que prefieran para sus hijos, sin intromisiones por parte de las Administraciones, según lo recogido en la Constitución, ya que son los primeros responsables de la educación de sus hijos”.

  • Apoya la educación especial, la educación infantil de 0 a 3 años, la potenciación del inglés, evaluaciones que permitan dar a conocer qué factores hay que mejorar y garantice la igualdad de oportunidades y la cohesión territorial, una Formación Profesional enfocada a los nuevos mercados laborales y un sistema único de acceso a la universidad.

  • Agradece a los profesores su “magnífica labor” y reclama una mejora de la profesión docente en “su reconocimiento social, económico y profesional”. “No se puede seguir diluyendo la autoridad del profesorado y la capacidad de los directores a la hora de tomar decisiones”, afirma.

  • Considera “imprescindible articular un modelo de acceso a la función pública que garantice la igualdad de oportunidades para todos aquellos que quieran dar el paso a la docencia y un diseño de la carrera profesional”. “La gran reforma pendiente es la del profesorado”, asevera.

  • Exige al Gobierno que no renuncie a sus competencias en materia de educación porque “la ruptura de los cuerpos nacionales del profesorado provoca que haya profesores de primera y de segunda”.

  • Denuncia que el Gobierno sigue añorando la LOGSE, “un modelo de mediocridad, comprensividad, opacidad e intervencionismos”. Frente a ello, el PP tiende la mano para un pacto de Estado que “fortalezca las enseñanzas comunes, que defienda la libertad de los padres para elegir la educación que quieran para sus hijos, que preserve los cuerpos nacionales del profesorado, y que el castellano tenga garantizada la presencia que le corresponde en el sistema educativo”.