Tras visitar la frontera de San Isydro, considerada la más transitada del mundo con un tráfico anual de más de 24 millones de personas, González Pons dijo que “los movimientos migratorios son una realidad que en pleno siglo XXI no podemos ignorar, por lo que es fundamental avanzar hacia una gestión eficiente y coordinada, en la que prioridad sea la seguridad de las personas y el combate contra las mafias que trafican con seres humanos poniendo sus vidas en grave riesgo”.

“Al igual que ocurre en Europa, la migración es un gran desafío para los países del norte de América. Y al igual que en Europa no funcionan las políticas aislacionistas para afrontar este fenómeno, levantar muros no es la mejor solución para afrontar la inmigración ilegal”, destacó González Pons.

El líder del PP en se reunió en con el alcalde de la ciudad, Juan Manuel Gastelum, y con el Gobernador del estado de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, además de visitar la “Casa del migrante del padre Murphy”, una organización que ayuda a los migrantes deportados de Estados Unidos. Tras cruzar la frontera, González Pons se entrevistó en con la cónsul de México en San Diego, Marcela Celorio.

El Portavoz popular destacó “la buena colaboración entre las autoridades locales de ambos lados de la frontera respecto al desafío migratorio” y se mostró confiado en que “los gobiernos centrales de ambos países puedan también acercar sus posturas respecto a este asunto, algo que sin duda celebraríamos en la UE porque EEUU y México son dos socios de gran importancia para nosotros”.

Con su visita a Tijuana, González Pons ha concluido una visita oficial a México en la que se ha reunido, entre otros, con el presidente y con varios de sus ministros para abordar las relaciones entre la UE y este país, en particular en lo que respecta a la modernización del acuerdo de asociación entre ambas partes, que actualmente está negociándose.