Anuncia un recurso ante la Junta Electoral Central para que en el debate de TVE se cumplan “las normas que todos nos hemos dado”. “Sánchez está muy acostumbrado a no cumplir las normas, hacer lo que le viene en gana y escuchar solo lo que le gusta”, denuncia

Indica que la Junta Electoral Central debe valorar también que “Sánchez representa hoy a más fuerzas políticas; representa a Torra, Otegi y Puigdemont”

Asegura que “frente a las dos alternativas de Sánchez y Casado”, el resto de formaciones “son actores secundarios” y se teme que en el debate, el presidente hable de Franco pero no de cómo mejorar España

Señala que en el debate, “Casado le va a explicar a Sánchez cómo se gobierna un país, como se dialoga, cómo se consensua y cómo se defiende la Constitución”, y ante esto “Sánchez no va a poder esconderse detrás de Iglesias y Rivera”

Avanza que “Casado llevará en el debate la voz de la gente” porque se ha recorrido España escuchando las necesidades de los españoles y lo que quieren para el futuro de España. “El PP va al debate con la humildad de saber que nuestras propuestas funcionan y con la fuerza de saber que España está detrás de Casado”, afirma

Destaca “la encuesta de la calle”, que arroja que “el está convenciendo cada vez a más personas”

Afirma que “Abascal es una esperanza para Sánchez de seguir cuatro años más en Moncloa” porque “su única esperanza es la fragmentación del voto entre los que creemos en España, la libertad y los impuestos bajos”. “Si fuera por Sánchez, hubiera metido en el debate hasta a Revilla”, ironiza

Recuerda que “mientras el PP está bajando los impuestos en Andalucía” y mejorando la calidad de vida de los andaluces, el PSOE había escondido a 500.000 personas en las listas de espera en la sanidad y a 300.000 dependientes

En una visita a la empresa Casual Robots, subraya que “España tiene la oportunidad de liderar la cuarta revolución industrial” si gobierna Casado