La vicesecretaria de Estudios y Programas del , , ha explicado que, como consecuencia de la irresponsable actuación de los políticos independentistas en , ha conseguido aflorar el sentimiento más bonito, el patriotismo generoso, “ese patriotismo español que quiere vivir en convivencia y no el sentimiento de división y ruptura, tanto entre catalanes independentistas con el resto de catalanes, como los catalanes y el resto de españoles”.

Durante su intervención inicial en el panel España: un gran país , en el marco de la Convención Nacional del PP, Levy ha lamentado que se haya hecho daño a la imagen de Cataluña ante el resto de españoles por culpa del “engaño masivo del independentismo”, que ha intentado inculcar una hostilidad falsa del resto de españoles a Cataluña.

La dirigente popular ha afirmado que España no puede ser algo de lo que una ideología política se puede apropiar, “no se puede ser dueño de una parte y que los demás sean meros inquilinos”, por este motivo, ha insistido, “no puede triunfar el nacionalismo”.

“España debe ser de donde todos nos sintamos parte. Ese nacionalismo excluyente que mira al pasado no puede tener ningún triunfo en nuestro país”, ha explicado, antes de añadir que las virtudes de España están por encima de las derivas rupturistas a las que algunos quieren abocarla.

Asimismo, ha defendido que nuestra Constitución “nos sirve para hacer frente a todos los retos y desafíos a los que nos hemos enfrentado en los últimos años”. Como ejemplo, ha recordado que el desafío independentista pretendía saltarse las leyes y enfrentar a los españoles, pero que la Carta Magna ha demostrado que España es mucho más plural y merece mucho más la pena, “por mucho que se pasen el día diciendo que no es una democracia plena”.

EL GOBIERNO TIENE QUE ESTAR EN EL CONJUNTO DE ESPAÑA

En el transcurso del panel, la vicepresidenta del Gobierno, , también se ha referido a la situación en Cataluña como consecuencia de la gestión de unos políticos independentistas irresponsables, que consideran su ideología como una religión y que ellos son una especie de sacerdotes que mienten, pero siguen teniendo a una parroquia que les sigue creyendo.

Por este motivo, ha incidido en que “tenemos que hacer pedagogía con la fuerza de la razón y la democracia, que no es solo votar -porque hay dictaduras que están todo el día votando-, sino garantizar que cada uno pueda pensar como quiera, pero dentro de la Ley, porque si me la salto creo que valgo más que los que salen a la calle, que quieren a su tierra y a España –ha dicho en alusión a las manifestaciones de Sociedad Civil Catalana-.

Sáenz de Santamaría ha explicado que el tiene la tarea constante de estar presente en Cataluña, “tenemos que estar allí, en el conjunto de España” ante los que pretenden quebrar la lealtad institucional. “El Estado es necesario, porque eso son las infraestructuras, la educación, la cultura…Y tenemos que hacernos necesarios allí”, ha subrayado.

“Somos un elemento de estabilidad”, ha destacado la vicepresidenta, al tiempo que ha afirmado que en el panorama político hay modas, pero el PP ha superado muchas dificultades como la crisis económica o la crisis autonómica y, en este caso, la democracia está de nuestro lado”.

Sobre la situación en Cataluña, la vicepresidenta ha respondido a preguntas de los presentes que el Ejecutivo espera que haya una Generalitat “que gobierne para todos los catalanes, dentro de la ley, un presidente que escuche al conjunto de los ciudadanos. Esto es una democracia y si son demócratas, que empiecen por respetar a los que no son independentistas y son igual de catalanes”.

“Si hay un partido que ha pasado muchas veces por situaciones muy difíciles pero ha demostrado fortaleza, proyecto y equipo, ese es el PP. No nos dan los gobiernos para los momentos fáciles, sino para los difíciles; y nos gusta enfrentarnos a las dificultades”, ha apuntado.

“El no ha cedido ni una sola competencia nueva a ninguna Comunidad Autónoma, una novedad respecto a gobiernos anteriores. Los nacionalistas han construido su discurso sobre la base de la reclamación constante de competencias; y cada una que lograban era una meta. España es una nación diversa pero unida y los ciudadanos son personas libres e iguales. El reto es construir un Estado que sea viable y gestione esa igualdad”, ha recalcado en el diálogo posterior a las intervenciones.

ESPAÑA NECESITA UN PACTO EDUCATIVO

Por su parte, el ministro de Educación, y Deporte ha tendido la mano al PSOE y se ha comprometido a fijar la cantidad de inversión en Educación “en el 5% del PIB”. Responde de esa manera al secretario General , que ayer aseguraba que volverían a la mesa del Pacto Educativo si el Gobierno les ofrecía esa financiación.

Así, ha recordado que “lo normal es que hasta que no sepamos qué inversión necesitamos, no se pueda cerrar una cantidad”, pero hace ese ofrecimiento al PSOE “para demostrar que el Gobierno tiene voluntad política de alcanzar un Pacto de Estado por la Educación”.

“El dinero no tiene que ser el factor que impida llegar a un acuerdo si existe la voluntad política. Y por nuestra parte la hay. Por eso, le pido al señor Sánchez que cumpla su palabra y vuelva a la mesa del Pacto Educativo”, ha subrayado.

GOBERNAR CON “PLANIFICACIÓN”

En el panel, el ministro de Fomento, de la Serna, ha intervenido defendiendo la labor del Gobierno en materia de infraestructuras y ha señalado que para que todas estas acciones tengan éxito es imprescindible una buena planificación, en lugar de improvisar según convenga. Por eso, ha podido aprobarse un ambicioso plan de vivienda y se ha invertido en infraestructuras, mientras otros partidos de la oposición ni siquiera han planteado alternativas.

Sobre estas palabras, Levy ha añadido que el éxito de las empresas de infraestructuras en España reside en que después exportan ese buen hacer a otros países que reconocen lo bueno de España, algo que supone un importante aporte a “la marca España”.