En declaraciones a los medios de comunicación, en una visita a , Maillo ha explicado que se “puede discutir si lo podemos mejorar o no, pero no son admisibles los actos violentos”. “Hay que ser insensatos para tratar de destrozar una de nuestras principales industrias”, ha advertido.

“El problema no son los niñatos, el problema es aquellos que no condenan esos actos vandálicos, porque comienzan tirando confetis, como en , y se acaba quemando autobuses como la kale borroka en el País , como pasó en su momento”, ha denunciado.

“Tomémonos este tema con la importancia que tiene –ha insistido–, hay que condenarlo de manera clara y rotunda y poner medidas. El está dispuesto y, espero que los ayuntamientos y las comunidades autónomas también, a poner medidas, sancionarlo si es necesario pero, sobre todo, poner medidas para evitarlo”.

DESAFÍO INDEPENDENTISTA

El dirigente popular se ha referido también al desafío independentista que se está viviendo en Cataluña y ha recordado que “está plagado no solo de ilegalidades sino de permanente provocación”.

“Hoy volvemos a constatar una vez más que no vamos a caer en las provocaciones –ha asegurado–. Este no es un desafío contra el PP, ni contra el Gobierno de España, ni contra , es un desafío a la soberanía nacional, es un desafío a la igualdad de todos los españoles, es un desafío contra todos y cada uno de los españoles”.

De este modo, ha subrayado que desde el PP “vamos a defender nuestros postulados y vamos a defender que la Constitución no se puede destrozar, como algunos plantean, de manera unilateral a través de un referéndum ilegal”.

“Las instituciones del Estado, todas, están preparadas para defender la legalidad, la igualdad, y la soberanía nacional. No es difícil entenderlo. Desde la moderación, sí, pero también desde la más absoluta de las firmezas. Ahí vamos a estar y os puedo asegurar que en Cataluña no va a haber un referéndum ilegal que rompa España. Tenemos un Gobierno y un presidente preparados para ello”, ha destacado.

VENEZUELA

Respecto a la situación que se vive en Venezuela, el coordinador general del PP ha considerado que ayer se consumó “un golpe de Estado en toda regla”. “Hay que decirlo bien claro, Maduro es un dictador”, al tiempo que ha recordado lo que sucedió con Ceaucescu, “al que muchos comunistas alababan y decían que era una persona que se preocupaba por los pobres”. “Aquí existe también esa cierta connivencia por parte de algunos partidos de izquierda radical en relación con Maduro”, ha dicho.

“El PP siempre va a estar del lado de la libertad y va a defender para Venezuela lo mismo que para España y no va a reconocer una que se ha hecho de manera fraudulenta y chapucera con el único objetivo de que Maduro se perpetúe en el poder”, ha recalcado.

“Vamos a estar siempre del lado de la que fue y es a la que se le reconoce la legitimidad y de la oposición para defender la libertad de los presos políticos en Venezuela y la democracia. No es tan difícil entenderlo y esperamos que todos los partidos políticos planteen lo mismo que nosotros”, ha añadido.

CIS

Martínez-Maillo ha hablado también de los resultados del CIS que se conocieron ayer, “unos datos que, como todos los datos y encuestas, no hay que despreciarlos, pero tampoco hay que magnificarlos”. “He visto algunas declaraciones, especialmente del PSOE ayer, que magnificaban los datos e, incluso, creaban castillos en el aire que igual en el futuro conducen a la melancolía, cuando no a la depresión”, ha ironizado.

Maillo ha recordado que el Ejecutivo aún no ha cumplido un año desde su pacto con Ciudadanos: “Ahora mismo, el Gobierno está pensando en los españoles y no en los electores, que no es lo mismo. Hay otros partidos que están pensando en los electores, en el voto, en las urnas. Nosotros no estamos pensando en eso, estamos pensando en los españoles. Esa es la gran diferencia”.

“No es el momento de rendir cuentas, se rinden cuentas al final y eso será en el 2020, porque nuestro objetivo es llegar al final de la legislatura, llegar a un acuerdo igual que en el año 2017, en los Presupuestos de 2018 y, será al final cuando tengamos que rendir cuentas”, ha proseguido. “No es el momento ahora de sacar conclusiones exageradas”, ha finalizado.