El vicesecretario de , , ha afirmado hoy que “el debate sobre los aforamientos no crea ni un solo puesto de trabajo en España” y que lo que pretende el presidente del Ejecutivo es “no tener que hablar de las crisis de su Gobierno”. Para el dirigente popular la propuesta socialista “es un globo sonda de Pedro Sánchez” y “plantear un reforma constitucional sin haber hablado con nadie, una falta de respeto”.

En esta línea, Maroto ha recalcado los continuos “bandazos” que están marcando la gestión del actual Ejecutivo, también cuando tras anunciar Sánchez a las 12 de la mañana la supresión de los aforamientos, la ministra explicaba una hora más tarde a los periodistas que solo era “un retoque de los aforamientos”. “Ya por la tarde- ha dicho- el Gobierno decía que era solo para algunas cosas”. “Es imposible saber lo que quiere decir Sánchez porque a las 10 dice una cosa, a las 12 otra y por la tarde desmiente a un ministro y cambia de opinión”, ha señalado. Tras asegurar que el PP “no tiene ningún problema” con que se abra el debate, el dirigente popular ha recordado que entre diputados y senadores hay 600 de los 250 mil aforados que hay en España porque en la Transición el , , la UCD también aforaron a muchos policías, guardias civiles y jueces. “Si eso valía en los años 80 no entiendo por qué ahora no le vale a señor Sánchez”, ha dicho.

Durante una entrevista en El Programa de 5, el vicesecretario del PP ha afirmado que reformar la Constitución requiere de socios en el Congreso y que los de Sánchez son ahora Bildu, Esquerra, el PdeCat y Podemos. “La reforma que plantea el presidente es solo la puerta de entrada al derecho de autodeterminación de los independentistas y al referéndum sobre la República que pretende Podemos”, ha asegurado. Por tanto “sí a la pregunta sobre los aforamientos pero la reforma constitucional, tal y como está planteada, nos genera muchas dudas”.

“PRUEBA DEL ALGODÓN” A PEDRO SÁNCHEZ

En esta línea Javier Maroto ha adelantado que en la reforma de la Constitución “vamos a pasar la prueba del algodón a Pedro Sánchez” para ver si detrás de la supresión de los aforamientos está la negociación entre el presidente y los independentista. “A lo mejor muchos políticos independentistas que cometen delitos en su afán de saltarse la ley, prefieren no tener el aforamiento para que no les juzgue el y que los pueda juzgar algún tribunal catalán con el que sientan más cómodos”, ha dicho. En este punto ha recordado que la primera medida que tomó el Gobierno socialista no fue de corte social sino levantar el veto económico para que la Generalitat pudiese abrir embajadas y gastar en propaganda independentista. “Un Gobierno -ha recordado- que decidió apostar por una moción de censura con todos los que tienen un problema con España, la odian o la quieren romper”.

Maroto se ha preguntado si Sánchez mantendrá su propuesta en el tiempo o sucederá lo mismo que con las bombas que se venden en Arabia Saudí, con la política inmigratoria, la defensa del juez Llarena, los ataques a la educación concertada, o como cuando apoya a una ministra por la mañana y la cesa por la tarde. “El debate sobre los aforamientos está diseñado para que no hablemos del desastre del balance de los 100 días del ”, ha asegurado.

En este sentido ha recalcado que el PP apuesta por “un análisis serio y sereno sobre por qué, quienes y cuándo tienen que estar aforados”. Así ha explicado que mientras los alcaldes no están aforados y gestionan muchos recursos públicos, si lo está un diputado autonómico que vota leyes pero que no gestiona recursos. ”No estamos de acuerdo con los vaivenes del Ejecutivo en esta materia ni con tratar estos temas tan a la ligera porque detrás de la reforma constitucional hay mucha tela que cortar”, ha concluido.