El vicesecretario de Política Social y Sectorial del PP, , ha asegurado este lunes, respecto a la moción de censura presentada por el pasado viernes, que “siempre que se debilita la fortaleza de los partidos constitucionalistas hay quien sacan provecho”. A su juicio, de la decisión tomada por Pedro Sánchez “se estarán frotando las manos personas como Puigdemont, Torra o los líderes de Bildu, que ven como sus votos también cuentan”.

“Para que Pedro Sánchez sea presidente tiene que contar con el apoyo de los 17 diputados independentistas, que quieren que Sánchez libere a los que ellos llaman presos políticos y que admita sus concesiones. El problema no es que salga, lo que me preocupa es el día siguiente, porque las reformas que Sánchez quiere hacer en el país las tiene que aprobar con Bildu, ERC y Podemos”, ha subrayado.

El dirigente popular ha lamentado que, frente a la unidad que existía en torno al problema en Cataluña, hayamos pasado a tener un partido Socialista “que guiña al ojo a quienes han creado esa situación de secesionismo y de ruptura porque sabe que necesita su apoyo”. “Sin ese apoyo y sin esos partidos, esa moción no sale adelante”, ha enfatizado.

En este sentido, ha preguntado a Pedro Sánchez “cómo queda la unidad que existía entre los partidos constitucionalistas a la hora de abordar este problema, qué ha hecho con todo ese consenso y cómo quiere afrontar toda esa situación en la que lo primero que tiene que hacer es sentarse en la mesa con Torra o Puigdemont a hablar de si le votan, por qué le votan y atender sus demandas”, porque “pensar que las demandas de los independentistas no van a ser atendidas es engañarse a uno mismo y a los votantes del PSOE”.

CIUDADANOS ESTABILIDAD

En el transcurso de una entrevista en El programa de , Maroto ha señalado que, en este contexto, “Ciudadanos deberá explicar si la palabra inestabilidad entra en sus planteamientos”, porque en el PP “pensamos que ahora mismo es muy importante la estabilidad en nuestro país, no solo por razones económicas, sociales y de empleo”, sino por el problema catalán que “nos afecta a todos”.

“Es la enésima vez que Pedro Sánchez intenta una investidura con los mismos números y los mismos partidos. Yo creo que fracasan no solo por los números, sino porque el proyecto es imposible, en el que los intereses son incompatibles”, ha concluido.