, candidato a las Elecciones Generales por , vicesecretario de y director de Campaña, ha anunciado esta mañana en un acto político que “el luchará contra la delincuencia, la inmigración ilegal y los okupas con una Ley antiokupa que les ponga fuera de las casas ocupadas en menos de 48 horas, para todos aquellos que quieren vivir sin miedo en sus hogares y en las calles y barrios de Euskadi”.

Maroto ha recordado que “nuestro discurso es claro, contundente y sin complejos”, ya que “sobre seguridad y delincuencia sólo habla el Partido Popular” y ha indicado que “para el partido es una prioridad” y que “ganar las elecciones supondrá ganar la seguridad en nuestras calles porque nos presentamos como un valor seguro también en la seguridad”.

El cabeza de lista por Álava en las Elecciones Generales ha señalado que “ tiene el mayor barrio okupa de todo el Estado, Errekaleor” y ha apuntado que “la ocupación se está convirtiendo en un problema grave y el PP quiere una Ley antiokupas para proteger a los que tienen una propiedad, a los que han ahorrado y trabajado para tenerla y no defender a quienes okupan esas viviendas sin ningún tipo de ambaje”.

En este sentido, Maroto ha insistido en los datos oficiales existentes porque no se trata sólo de “una percepción de la seguridad, de la tranquilidad y la intranquilidad” y se ha mostrado preocupado “porque todas las estadísticas hablan de incremento de la delincuencia en Euskadi”.

También ha querido agradecer la labor de la Ertzaintza y de los cuerpos de policía municipal en cada uno de los puntos de País Vasco. “Gracias a ellos y su trabajo los delincuentes están siendo vigilados, pero pese al esfuerzo importante, hacen falta leyes con más rigor, que garanticen la seguridad de los ciudadanos, que dejen tranquilos a los ciudadanos que perciben la inseguridad en las calles de Euskadi”, ha sentenciado.

Respecto a los datos, los delitos sexuales son los que más han repuntado, “la seguridad afecta a cada uno de nosotros y siempre afecta más a los más débiles: mujeres que sienten miedo cuando salen a las calles, los padres con sus hijos, afecta a todas las familias”, ha señalado.