Califica de “espectáculo lamentable” las negociaciones para la investidura de Sánchez, quien nombró socio preferente a Podemos y ahora insulta gravemente a su líder y lo sitúa como principal escollo para alcanzar un acuerdo.

“Nos encontramos en esta situación absurda, en una especie de punto muerto por culpa del enrocamiento de Iglesias y Sánchez, y esto podría acabar en nuevas elecciones si nadie da su brazo a torcer”, denuncia.

Constata que PSOE y Podemos ya “son viejos conocidos”, que acordaron la moción de censura y los Presupuestos Generales del Estado, por lo que estamos asistiendo a este espectáculo “con estupefacción y un punto de tristeza”.

Recuerda que Casado ya ofreció a Sánchez el apoyo del PP para la gobernabilidad del país en asuntos concretos una vez formado el Ejecutivo, pero advierte que la responsabilidad de formar gobierno recae exclusivamente en el candidato socialista.

Rechaza la repetición de elecciones “por responsabilidad”, y afirma que sería un “fracaso sin paliativos de y del PSOE” que los ciudadanos no entenderían.

Considera que la “idea original” de Sánchez ha sido la repetición electoral. “Tenemos la sensación de que no ha trabajado mucho, no se ha dejado la piel en preparar la investidura”, concluye.