El presidente del de Extremadura, , ha afirmado que el único sabotaje que tiene el tren extremeño “se llama Ábalos, y se llama Sánchez”, y que la solución es “cambiar este gobierno” convocando elecciones. Durante su intervención, Monago ha señalado que es consciente de que algunos territorios tienen necesidades, pero “nadie en España tiene la situación que tiene el tren de Extremadura”.

El presidente Monago ha recordado que, desde que gobiernan los socialistas, con Sánchez a la cabeza, el tren ha sufrido más de 200 incidencias, y siguen ocurriendo “un día sí y otro también”. Así, ha explicado que en verano ardió un tren y los pasajeros se quedaron tirados a cuarenta grados, las máquinas se averían, no funciona el aire acondicionado, circulan trenes sin luz interior, hay trenes sin combustible y hasta trenes con goteras.

Monago ha recordado a los asistentes que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, sostenía recientemente que la solución del tren extremeños era poner mecánicos de refuerzo, pero “lo que tiene que poner es un chamán” porque “parece una maldición” lo que está pasando. Para Monago, lo que tiene que hacer el es “poner interés y menos pegas”.

José Antonio Monago se ha mostrado convencido de que se va a arreglar el problema del tren extremeño: “claro que lo vamos a arreglar, desde el ”. Asimismo, ha concretado que en el segundo semestre del año pasado había más de 300 millones para la alta velocidad que dejó el gobierno de Mariano Rajoy, pero los socialistas “licitaron cero euros”, y, por tanto, es una cuestión de voluntad política y no de echarle la culpa a posibles sabotajes.