La secretaria ejecutiva de Educación e Igualdad del , , ha recordado hoy, al explicar la aprobación de la Ordenación de las Enseñanzas Universitarias Oficiales, aprobada el pasado viernes en Consejo de Ministros, que dicha reforma fue reclamada ya en el año 2006 por los propios rectores que hoy la cuestionan. Así Moneo, que no entiende el actual rechazo porque recoge los puntos que reclamaba la comunidad educativa al aplicarse el anterior sistema, ha detallado que hoy en día se observa una clara divergencia con el resto de a la hora de homologar los títulos o una gran dificultad para que los estudiantes españoles puedan ampliar estudios fuera de nuestras fronteras, por lo que ha defendido una mayor flexibilidad de nuestro sistema, “que es muy rígido”.

En este sentido, ha destacado que, para ello, se pone a disposición de las universidades la opción de implantar los grados de tres o cuatro años y los másteres de uno o dos, aunque entiende que los rectores necesiten un tiempo para su implantación y adaptación a la realidad de las distintas universidades. Sin embargo, es algo por lo que no se ha mostrado preocupada, por la propia flexibilidad en la aplicación del Decreto.

Sandra Moneo ha negado que este sistema vaya a costar más dinero y esfuerzos a los estudiantes y sus familias, porque lo que va a facilitar es que los jóvenes se puedan incorporar antes al mercado laboral, “menos en los casos en los que los títulos se tengan que someter a una regulación ya existente y se tengan que cursar en cuatro años”, y que puedan elegir y exigir la oferta educativa que más se ajuste a sus intereses. Así, ha detallado que habrá más autonomía universitaria, algo que es necesario implantar, y que sean los propios centros los que decidan, “tal y como sucede en el resto de Europa”, que estudios necesitan una base más amplia y una especialización más breve y viceversa.

Rechazo reforma

La secretaria ejecutiva de Educación e Igualdad ha recordado que históricamente, todas las reformas educativas han sido contestadas por la comunidad educativa, que quiere participar activamente en su elaboración y ver su implantación, aunque ha destacado que se han producido numerosas reuniones con rectores y representantes de la comunidad educativa. Entiende que necesiten tiempo para adecuar la realidad universitaria a este modelo y, además, lo encuentra razonable, motivo por el cual está contemplado en el Decreto. También ha insistido en que hoy en día ya están conviviendo, en completa normalidad, títulos de cinco años de licenciatura con otros de grado.

“Ha sido una legislatura intensa en materia educativa”, ha afirmado antes de recordar que sin anteponer “nuestros intereses electorales”, era necesario poner encima de la mesa un marco flexible de adaptación al espacio europeo. Moneo ha destacado que los estudiantes españoles no pueden ver limitadas sus posibilidades frente a los estudiantes de otros países, “la ruptura de fronteras en el ámbito universitario tiene que ser ya una realidad”, ha dicho.

Aumento tasas

Durante la entrevista, Sandra Moneo ha negado que se vaya a reducir el número de profesores, ya que incluso se ha aumentado la tasa de reposición en un 50% o que tengan que incrementarse las tasas, porque estas siguen financiándose en más de un 80% con los Presupuestos Generales. Sin embargo, comparte las reflexiones de los profesores, “desde la experiencia”, aunque pide tiempo para ver los efectos de la reforma, que algunas universidades empezarán a implantar desde el próximo curso “porque quieren que sus alumnos homologuen títulos con el resto de alumnos europeos”.

Monedero

Al ser preguntada por el proceso de información reservada que ha abierto la universidad para investigar las posibles incompatibilidades en las que podría haber incurrido , Sandra Moneo ha respondido que eso tendría que explicarlo el rector, , que se encuentra sumido en pleno proceso electoral. Así, ha ironizado que con este término lo que puede querer es salvar los muebles y “hacer que investiga un caso altamente bochornoso sin hacerlo”, por si en un momento determinado necesita los votos de algunos en el ámbito universitario.

Pacto Estado de Educación

También se ha mostrado partidaria de alcanzar un pacto de Estado en una materia tan importante como es la Educación, pero ha recordado que ya en la pasada legislatura, y planteando cosas básicas como unas enseñanzas comunes en toda España o preservar los cuerpos nacionales de profesorado para proteger sus derechos en todas las CCAA, que el castellano fuera lengua vehicular, no se pudo llegar a un acuerdo con el PSOE. “Si no se llega a un acuerdo en esto tan básico, es difícil entrar en otras cuestiones más complicadas, pero no tiramos la toalla porque es importante un acuerdo en Educación”, ha insistido antes de pedir confianza y tiempo para ver los resultados de esta reforma.

Privatización enseñanza

Por último, ha negado las acusaciones de aquellos que afirman que el está privatizando la Medicina o la Educación, y ha invitados a todos a acudir a los centros para ver que las clases siguen con normalidad y que los recursos siguen llegando a los centros educativos y sanitarios. Tras defender que la Sanidad en España es de lujo, ha concluido que “estos mensajes son interesados, se ha exigido un esfuerzo mayor, y hay que reconocerlo, pero la Educación y la Sanidad son públicas y de calidad, con acceso de todos los españoles, aunque aspiramos a más”.