• Denuncia que, mientras el PP le tiende la mano y ofrece acuerdos de Estado, dice a Torra que se reúnan en una mesa, le propone una fecha y, como al dirigente catalán no le gustaba, la cambia: “Torra es quien manda en esa relación”.

  • Cree que todos hemos visto cómo Casado propuso a Sánchez alcanzar acuerdos y negociar presupuestos, pero el presidente socialista, “encantado de tener como socios a quienes quieren destruir la unidad nacional y la igualdad de todos los españoles”, nos acusa de bloquear y crispar.

  • Pide a los ciudadanos que comparen: “El PP propone negociar y Sánchez ataca a la oposición, porque sigue instalado en el ‘no es no’ y no quiere nada con los constitucionalistas, cediendo ante radicales e independentistas para seguir durmiendo en La Moncloa”.

  • Califica el Caso Sánchez-Ábalos-Marlaska de “culebrón que desgasta la imagen de España”, exige la dimisión del ministro de Transportes y las explicaciones de Sánchez, porque preside un Gobierno “que miente sistemáticamente”.

  • Destaca que el PP sabe dialogar y llegar a acuerdos, porque “es el pegamento del centro derecha”, como ha hecho en varias comunidades, buscando pactos “siempre en beneficio de todos los ciudadanos”.

  • Considera “muy avanzado” el principio de acuerdo en País Vasco para concurrir a las elecciones con Ciudadanos: “cuando el centro derecha va unido, pierden los radicales y los independentistas”.

  • Asegura que el Gobierno que preside Mañueco en y es “el de los deberes y de las cosas bien hechas”, y lo toma como “ejemplo de un gobierno centrado en solucionar los problemas reales de los ciudadanos buscando soluciones”.