Moreno ha destacado que “España tiene un compromiso y un reconocimiento de gratitud con todos aquellos ecuatorianos que durante años, con su esfuerzo y su trabajo, mejoraron la vida de muchos españoles”.

“Las relaciones sinceras y fluidas entre ambos países deben redundar en el beneficio de todas aquellos españoles que con su ánimo, su empeño y su sacrificio sirven de ejemplo de un pueblo, como el español, orgulloso de quienes por distintos motivos decidieron instalarse en este país amigo”, ha afirmado.