De este modo, Rajoy ha declarado que tenemos que “estabilizar nuestras cuentas públicas, a la vez que realizamos las reformas estructurales necesarias para relanzar el crecimiento económico, a través de la mejora de la competitividad de nuestros países”.

“No es una tarea fácil, ni producirá efectos milagrosos inmediatos. Pero lo que esta claro es que no existe una alternativa posible a este esfuerzo común”, ha añadido.

Por esta razón, el dirigente popular ha asegurado que “son ineludibles la combinación de las políticas de consolidación fiscal con las medidas de política económica orientadas al crecimiento sostenido y estable, a través de la mejora de la competitividad general del sistema”.

Para ello, es preciso “avanzar decididamente en la gobernanza económica europea, persiguiendo tres objetivos: la competitividad, la coordinación y la solidaridad. Necesitamos más Europa y no menos. Más coordinación y no menos. Más unión política y no menos”, ha señalado.

Agricultura y Pesca

Por otra parte, Rajoy ha destacado que “en nuestros dos países, la agricultura y la pesca ocupan un lugar muy importante, ambos sectores están actualmente en momentos cruciales. Me refiero a las reformas que se preparan de la Política Agrícola Común y de la Política Pesquera Común. Tenemos que procurar que los intereses de los dos países sean tenidos en cuenta debidamente”.

Finalmente, Mariano Rajoy ha indicado que “ refuerza su legitimidad en la medida en que contribuya eficazmente a afrontar los retos presentes, desde la crisis financiera hasta la protección del medio ambiente, la ordenación de los flujos migratorios o la amenaza de la violencia terrorista”.

“La Europa de la paz, la Europa de los ideales, debe ser acompañada también de la Europa de los resultados”, ha concluido.

(Discurso íntegro de Mariano Rajoy en el documento adjunto)