Noves Generacions de , la organización juvenil del , celebra la decisión de la Junta Electoral de Zona de de obligar a la rectora de la i Virgili de retirar la citada simbología partidista y garantizar el cumplimiento del principio de neutralidad de los empleados públicos. La resolución se produce tras una denuncia por parte del Partido Popular. Ésta estaba motivada por el incumplimiento de la neutralidad en un espacio público, el cual, como viene siendo habitual, volverá a ser sede de colegio electoral en los próximos comicios.

El portavoz de Tarragona, , celebra que “la Junta Electoral imponga la neutralidad en los espacios públicos, que deberían ser siempre neutrales, no únicamente en período electoral.” Además, afirma Pastor, “la simbología nacionalista no representa a la mayoría de los estudiantes de la URV”.

Según añade el portavoz de NNGG, “las universidades deben ser un espacio intelectual y tolerante que debata todo tipo de ideas. Sin embargo, con la inacción del rectorado de la URV y la acción de un conocido sindicato que además no mantiene ninguna vinculación con la mayoría de los estudiantes, se vienen realizando pintadas que no son limpiadas, mientras que el plástico amarillo y los carteles de ideología nacionalista se mantienen durante semanas”.

Por su parte , cabeza de lista del PP por Tarragona, aplaude la decisión de la Junta Electoral, “poniendo freno al clima antidemocrático promovido por Quim Torra y los radicales que ocupan la Generalitat de Catalunya, y tolerado por el estruendoso silencio de y el ”.

Roca, que es miembro de la Asamblea Parlamentaria del , afirma que “el nacionalismo vulnera las normas de la Comisión de Venecia (dependiente del Consejo de Europa) sobre la necesidad de garantizar los derechos individuales y los principios de igualdad de oportunidades, neutralidad y transparencia durante los procesos electorales”.

Jordi Roca recuerda que, en Tarragona, ciudad en la que el PP forma parte del equipo de Gobierno desde 2016, la ha retirado lazos de forma pacífica y legal.

Por último, Roca añade que “los catalanes que ven con preocupación e impotencia los abusos y la invasión del espacio público por parte del nacionalismo no volverán a sentirse solos, serán la prioridad en Cataluña del próximo liderado por el Partido Popular”.