Esta es la primera reunión que Casado ha celebrado tras el Debate de Investidura y ha querido que sea, precisamente, con los representantes de las víctimas del terrorismo. En dicho encuentro, el líder del PP les ha trasladado que su partido seguirá presentando iniciativas en defensa de la dignidad, la memoria, la justicia y la reparación de las víctimas.

Entre estas iniciativas destacan prohibir los actos de homenajes a terroristas y apoyar modificaciones en la Ley de Reconocimiento de Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo. De igual forma, han coincidido en la preocupación por las leyes aprobadas en el País Vasco y en denominadas de abuso policial, que han sido recurridas ante el por el Partido Po-pular.

Asimismo, Casado les ha trasladado su propósito de seguir trabajando para construir el verdadero relato, y no el que algunos quieren trasladar, de lo que supuso la existencia de la banda terrorista y el sufrimiento que causó a la sociedad española.