El presidente del y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó que “lo que necesita hoy España es fuerza, y a muchos españoles trabajando por el gran objetivo nacional de recuperar la confianza como país, dentro y fuera de España, para crecer, crear empleo y mantener y mejorar las políticas sociales”.

Durante un mitin en Huelva, Rajoy subrayó que “nuestros objetivos son muy claros, no queremos dividir ni darle vueltas al pasado, ni queremos pelearnos con nadie”. “No queremos vivir en la desconfianza y la incertidumbre, no podemos vivir como hemos vivido a lo largo de estos años y no nos podemos resignar a gobiernos incompetentes que no dan la talla y que son peores que la sociedad a la que representan. Por eso pido el cambio político en España”, explicó.

A su juicio, “lo que viene por delante no es fácil”. “Esta gente nos ha dejado tiesos y en una situación de enorme dificultad y, además, el entorno de fuera no nos ayuda, España ha generado mucha desconfianza”, lamentó el presidente del PP.

En este sentido, el candidato popular declaró que “antes se nos miraba con respeto porque éramos un país fiable, con un gobierno que cumplía sus compromisos” y ahora se nos mira “como todos sabéis”. “Por eso -prosiguió Rajoy- pedimos el voto sabiendo que la situación está muy difícil, sin engañar a nadie ni prometer lo que no podemos cumplir, pero lo vamos a arreglar, porque es nuestra obligación, nos sentimos capacitados para hacerlo y porque nos van a apoyar los españoles”.

Para Rajoy, “el mayor enemigo de las políticas sociales es el mal gestor de la economía”, y recordó que él fue parte de un Gobierno “que se encontró con que había que pedir un crédito para pagar las pensiones de la Seguridad Social”. “Luego hicimos una ley garantizando el poder adquisitivo, hicimos el pacto de Toledo, dimos seguridad y certidumbre de cara al futuro, y ahora estos, por su incompetencia, han tenido que congelar las pensiones y encima quieren darnos lecciones de política social”, apuntó Rajoy para advertir que de política social no acepta “ni una sola lección de quienes la han puesto en peligro”.

Asimismo, el líder popular subrayó que “Andalucía tiene de todo, pero sobre todo tiene a su gente, y un enorme potencial de cara al futuro, y sólo le falta una cosa, gobernantes que sepan marcar objetivos, que den confianza, seguridad y certidumbre, que fijen un rumbo cierto y creen condiciones para que los andaluces lleguen al nivel de bienestar, riqueza y empleo que les corresponde”.

“El cambio empezó el 22 de mayo en las municipales y autonómicas, y va a continuar el día 20 cuando ganemos las generales en Andalucía por primera vez, y terminará en marzo cuando sea elegido presidente de la Junta de Andalucía. Eso es el cambio”, finalizó.