“El PP no se va a mover del lugar donde le han situado los españoles, no va a facilitar la investidura del señor Sánchez, vamos a seguir ejerciendo una oposición firme, coherente y con sentido de Estado”.

Lamenta que esta semana se haya confirmado lo que lleva mucho tiempo denunciando, “que la falta de reformas está pasando una factura importantísima a España, que la economía se está desacelerando y que hay que tomar decisiones cuanto antes”.

“El peor julio en materia de creación de empleo desde el año 2008 hace añicos la promesa electoral de , que es ya papel mojado”, insiste.

“Frente a la parálisis reformista y a la incapacidad de la izquierda de desbloquear esta situación, el PP está demostrando con hechos que allí donde gobierna las cosas funcionan”, recalca.

“Andalucía es el ejemplo perfecto de que el impulso reformista de Juanma Moreno le sienta bien a todos los andaluces. Hoy la economía andaluza crece a mayor ritmo que la española, exporta más que nunca, ha aumentado la confianza empresarial y es la segunda comunidad autónoma en rapidez en pago a proveedores. Andalucía hoy es sinónimo de estabilidad y de confianza”, concluye.