“Los brazos de Sánchez llaman a ERC, que le acaban de humillar diciéndole que es débil”, asegura , quien sostiene que “el problema de Sánchez es Sánchez, no es una persona de fiar”.

Afirma que el PP tiene que ser garante de la coherencia y la credibilidad, y recuerda que fue el único partido que dijo en campaña que no facilitaría el gobierno de Sánchez.

“Nos debemos al interés general de España y a nuestros votantes. Somos un partido útil para los ciudadanos a corto, medio y largo plazo. Nos tomamos muy en serio España, el futuro y los intereses de los españoles”.

“Apartó a un Gobierno que creaba 500.000 de puestos de trabajo al año por una razón que los españoles entienden poco creíble, sin programa y con los socios que él decidió”.

Subraya que el presidente del Gobierno en funciones sigue viviendo con los últimos presupuestos del PP, la “mejor tabla de salvación de la economía española”.

Critica que Sánchez dijera que no podría dormir con miembros de Podemos en el Gobierno y que, 48 horas después de celebrar segundas elecciones “se fundiera en un abrazo con ellos, igual que ayer se abrazaba con Bildu en , con el PNV en el País Vasco y hoy lo hará con ERC”.

Destaca que el PP no está de acuerdo con Vox en materia de violencia de género, pero que no establece cordones sanitarios. “Se lo dejamos al PSOE, que nos lo ha aplicado”.

“Nuestra energía y acción política está con las víctimas y con el respeto que les debemos”, sostiene, tras recordar que el PP fue el promotor del Pacto contra la violencia de género.