Subraya que la mayoría del CGPJ no ha querido reconocer la “idoneidad” de Delgado para ocupar el cargo de FGE, ya que, por su pertenencia al anterior gobierno “es obvio que podría no ser imparcial”.

Tras recordar que Sánchez dijo que mandaba en la Fiscalía, se pregunta qué haría Delgado si llegara la petición de indultos para los políticos catalanes condenados.

Recuerda que el más duro con la ex ministra socialista fue el vicepresidente del Gobierno, , que la llamó indigna cuando saltó la polémica por el caso Villarejo.

Ironiza con que Sánchez ha conseguido “el éxito mundial de ser el hombre que lleva dos meses y medio sin dormir”, tras firmar el pacto con Podemos que, según él, antes le quitaba el sueño.

Critica que hace un año que el Gobierno no convoca el fiscal y Financiera, pese a que, cuando el PSOE estaba en la oposición demandó una nueva política de financiación.

Critica la subida fiscal del Ejecutivo de Sánchez con un incremento de los impuestos para drenar el dinero de los ciudadanos.

Asegura que el PP hará frente a las “políticas fiscales intervencionistas” que quieren recuperar impuestos como el de sucesiones, patrimonio y donaciones, suprimidos o bonificados al 99% en comunidades gobernadas por el PP.

Reivindica el discurso moderado del PP basado en la experiencia y en haber gestionado en todos los niveles de la Administración.

“Vamos a llevar las demandas de los ciudadanos a las instituciones para cambiar las cosas desde la Constitución y sin exabruptos”. “Los ciudadanos nos han elegido para huir del populismo”, afirma.

Destaca la fuerza representativa del PP, que cuenta con el mayor número de alcaldes y más de 20.000 concejales.