Señala que el PP presenta un proyecto de unión, frente a un país polarizado y dividido por Sánchez, y pide dejar a un lado el enfrentamiento y centrarnos en España, que es lo que nos une.

Pablo Casado supone la unión de todo el PP, ya que ha sabido aglutinar a todos en torno a un proyecto centrado y reformista para España.

Acusa al presidente en funciones del bloqueo político y de crear un clima de crispación que ha dejado “en completo desgobierno” a nuestras instituciones.

Ante esta situación, el PP quiere aliarse con los españoles para configurar esa alternativa, porque ha demostrado que persigue el bien común y el entendimiento, frente a los egoísmos y personalismos de otros. “El PP es la única alternativa al PSOE”, subraya.

Afirma que en el 10-N solo hay dos opciones: O Pablo Casado o el bloqueo de Sánchez. “Somos los únicos capaces de gobernar en medio de este caos”, manifiesta.

Cree que el PSOE, Podemos y el resto de formaciones están hoy “tristes” porque el PP sale a ganar las elecciones y solo su partido es capaz de presentar candidatos que saben gobernar bien.

Manifiesta que “este es el momento de ser útiles antes que importantes” y apuesta por que el 10-N digamos no a la España polarizada y enfrentada a la que nos lleva el PSOE y sí al diálogo y a la solución que representa el PP.

Define al PP como una garantía de gestión, de palabra dada y de promesas cumplidas y reclama una mayoría amplia para que el PSOE no prolongue la parálisis y el bloqueo