El líder del PP, , ha asegurado este miércoles que el “independentismo xenófobo” que una “minoría totalitaria” quiere imponer en Cataluña es un “problema de toda Europa” y ha agradecido al (PPE) su “firmeza inequívoca” para combatirlo y que no tenga “eco en las instituciones comunitarias”.

Así se ha pronunciado Casado en su intervención ante el que se celebra en (Croacia), donde además ha felicitado al exprimer ministro de Polonia (presidente saliente del ) por su designación como nuevo presidente de los ‘populares’ europeos en sustitución del francés Josep Daulh.

Casado ha recordado que estos días han celebrado el derribo del muro de , el “muro de la vergüenza”, que no cayó por una “catástrofe atmosférica” sino que fue “derribado gracias a los principios y valores” que permitieron fundar .

LOS MUROS QUE HAY QUE DERRIBAR

Dicho esto, ha mencionado los cuatro muros que, a su juicio, hay que derribar: el muro del nacionalismo, el del populismo, el del identitarismo y el del proteccionismo. A su entender, solo desde los principios del PPE, “sin complejos” y “haciendo política con mayúsculas” lograrán derribarlos y abrir la puerta al progreso, el futuro y la libertad.

En su discurso ha aludido a la situación en Cataluña asegurando que “cualquier problema de nacionalismo en un Estado miembro o en una región europea es un problema de toda Europa”. “Agradecemos al PPE la firmeza inequívoca contra el independentismo xenófobo que en Cataluña una minoría totalitaria pretende imponer y además haciéndose eco en las instituciones comunitarias”, ha apostillado.

((SEGUIRÁ AMPLIACIÓN))