El jefe del Ejecutivo, acompañado por la presidenta de la Junta de Andalucía, , la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha recorrido la playa de La Antilla, en , para conocer de primera mano los daños que ha sufrido el litoral onubense. Posteriormente, ha visitado el polígono La Gravera, del mismo municipio, donde ha comprobado los perjuicios ocasionados en las explotaciones agrícolas y ha conversado con trabajadores de una cooperativa y vecinos de Lepe.

Mariano Rajoy ha expresado su solidaridad con todas las personas afectadas y ha destacado que lo fundamental ahora es mirar hacia el futuro y paliar las consecuencias del temporal. “La Junta de Andalucía, los ayuntamientos y el vamos a trabajar juntos, vamos a hacerlo intensamente y vamos a intentar que las cosas vuelvan a la normalidad a la mayor celeridad posible”, ha manifestado.

El presidente ha recordado la importancia para la economía de la zona del sector turístico y de otras actividades relacionadas con él, y ha reiterado que las administraciones harán todo lo que esté en sus manos para resolver los problemas generados por el temporal.