Pedro Sánchez reafirmó “el compromiso de España con la OTAN, con la seguridad europea y el vínculo trasatlántico”. En el marco de ese compromiso, el presidente del Gobierno efectuó dos anuncios. Por un lado, manifestó al Pleno la disposición de España a hacerse cargo de la de efectivos militares en y, por otro, Pedro Sánchez transmitió al resto de socios y aliados la disponibilidad de España para liderar la evacuación de la misión de Naciones Unidas en Libia, siempre que la efectúe la solicitud y la Alianza Atlántica acuerde la petición.

España aportaría para la puesta en práctica de esta misión los efectivos y capacitaciones anfibias integrados en el Cuartel de Alta Disponibilidad de . Pedro Sánchez hizo un llamamiento al “mantenimiento de la unidad” de la Alianza, algo que contribuye asimismo al reparto trasatlántico de la carga en términos cuantitativos y cualitativos. España destina a inversión el 20% de su presupuesto total dedicado a Defensa.