“Somos conscientes de que el fin de la concesión de la autopista AP-1 Burgos-Armiñón finaliza el 30 de noviembre de este año, por lo tanto, no vamos a prorrogar esta concesión y vamos a liberar el actual peaje”, ha señalado Ábalos.

Asimismo, el ministro ha reconocido que el tiene una reflexión pendiente, que es la viabilidad y la sostenibilidad de la red pública, y que se debatirá cuando finalicen las concesiones de las vías en los diferentes territorios de España.

“Cuando tengamos una red absolutamente igualitaria, tendremos que plantearnos esa reflexión para el conjunto de españolas y españoles, porque eso es también vertebrar y hacer igualdad entre todos y todas”, ha asegurado el titular de Fomento.