“Quiero subrayar lo optimista, lo alegre y lo positivo de este día de fiesta nacional celebrado en , en Cataluña, una comunidad tan plural como otras”.

“El proyecto para los próximos años en España es poner en pie un constitucionalismo profundo y sostenido en el tiempo. Esta fiesta tiene que ser parte de ese proceso de construcción de un constitucionalismo militante y activo”.

“Estos días tienen que ser para subrayar dos cosas: la militancia en el constitucionalismo y la continuidad española frente a cualquier intento de acabar con nuestra libertad y nuestra igualdad, nuestra condición de ciudadanos libres e iguales ante la Ley”.

“La publicación de la sentencia del procés se afronta con la absoluta tranquilidad que da pertenecer a un Estado de Derecho, a una de las grandes democracias del mundo: las leyes se cumplen en España, y cualquier persona que decide saltarse la Ley tiene que cumplir con las consecuencias de hacerlo”.

“Estos son días decisivos y trascendentales, y habrá que tratarlos como tales: con seriedad, reflexión, madurez, de manera adulta, y con firme convicción democrática”.