El secretario general y presidente del Gobierno en funciones, , ha continuado esta mañana, con el sector agroalimentario, su ronda de contactos para sentar las bases de un programa de gobierno abierto y progresista que presentar al resto de fuerzas parlamentarias.

En esta reunión han participado también por parte del Ejecutivo en funciones y del PSOE, el ministro de Agricultura, y Alimentación, ; la secretaria de Mundo Rural del PSOE, , y el secretario socialista de Agricultura, Ganadería y Pesca, . De las organizaciones agrarias y de la industria y distribución alimentaria, acudieron representantes de , , , Cooperativas , y .

En declaraciones posteriores, Planas ha enumerado entre los temas abordados la reforma de la Política Agrícola Común (PAC), el Brexit,“que preocupa al conjunto de la economía pero muy particularmente al sector agroalimentario”, las “guerras comerciales entre EEUU y China, con consecuencias para Europa y también para España”, así como la sequía o los seguros agrarios.

Investidura y gobierno estable

En el contexto político actual, Planas ha señalado que una de las conclusiones que saca del encuentro es que, “también en el ámbito agroalimentario, hace falta un Gobierno estable y que sea capaz de hacer reformas en lo inmediato”, con “capacidad” para afrontar el futuro. “En definitiva, que tenga, a través de una acción de gobierno, la posibilidad de mejorar la calidad de vida del conjunto de los españoles”.

“Esa –continuó- es una tarea que le corresponde al partido más votado en las últimas elecciones, el PSOE, y que está intentando llevar adelante el presidente del Gobierno, pero cuya responsabilidad no recae únicamente sobre el sino también sobre aquellas otras fuerzas políticas que pueden hacer posible la investidura, esto es, Unidas Podemos, el PP y Ciudadanos”.

“La conclusión es muy clara”, insistió Planas, para que haya “estabilidad, determinación y reformas, hace falta investidura, y la investidura no puede ser más que una, porque es lo que los españoles han querido”.

El ministro ha insistido en que “hace falta un paso adelante y un esfuerzo por parte de todos” y ha explicado que “la agroalimentación es uno de los sectores clase de España”, ya que “somos el octavo país exportador del mundo y el cuarto de , y constituye una gran clave no sólo para nuestra economía sino también para temas relativos a despoblación y desarrollo rural”.