Un día después de las elecciones al Parlamento de , el secretario de Organización, José Luis Ábalos, anunció que la dirección federal del partido se va a “implicar absolutamente” en el proceso que el PSOE de Andalucía abrirá para “dar gobernabilidad, seguridad y certidumbre” a los andaluces.

En una rueda de prensa en la sede de Ferraz, Ábalos recordó que el PSOE-A ha sido “la fuerza más votada” y lo ha sido además “en el 80% de los municipios”. Por eso, como “es su responsabilidad”, va a “liderar el proceso de diálogo y de encuentro con otras formaciones, para encontrar una solución de gobernabilidad en Andalucía”.

Subrayó que el PSOE se implicará igualmente “en el proceso de reflexión” que van a abrir los socialistas en esta región, “contribuyendo a la necesaria regeneración de nuestro proyecto en Andalucía, de tal modo que en toda España tengamos claro cuál es el proyecto regenerador y europeísta que defendemos”.

Ábalos explicó que, “a partir de ahora, se abre una ronda de contactos con otras formaciones políticas andaluzas, que deben decir qué proyecto político tienen” para esta tierra. “Más allá de las manifestaciones ya conocidas y los deseos, debemos entrar en contenidos claramente políticos de lo que se pretende en Andalucía”, afirmó.

El número tres socialista, que ha acusado a PP y Ciudadanos de “blanquear la imagen de la extrema derecha” e “introducirla como algo normal dentro del constitucionalismo en España”, se ha dirigido al partido de “para saber si quiere apoyar al PSOE como en su momento lo hizo” en Andalucía, “o pretende embarcarse en aventuras con la extrema derecha”, porque –añadió- “el PP ya hemos visto que está muy a gusto en seguir a remolque de la iniciativa que la extrema derecha ha venido marcando” y con la que “comparte valores y algún referente personal”.

El PSOE, firme frente del populismo ultraderechista

Ábalos subrayó la diferencia que hace el PSOE entre los representantes políticos y los programas que propone la extrema derecha, y sus electores, a los que el PSOE “respeta”. En este sentido, señaló que hacia VOX se ha dirigido “un voto radical, que expresa el descontento y que expresa también el temor, el miedo, la incertidumbre de aquellos más afectados por la crisis, los que conocemos como los perdedores de las crisis”. En este sentido, señaló que el ascenso de VOX “no produce ningún efecto de debilidad” al , sino muy al contrario “un gran incentivo para intensificar nuestra acción de Gobierno” e “impulsar de modo decidido políticas de compensen a los sectores más vulnerables de la sociedad”.

Señaló igualmente que los socialistas se van a oponer “a todo intento de recentralización del Estado de las autonomía; a cualquier intento de desmontar avances en el ámbito de los derechos y las libertades y, muy especialmente, a lo que ha representado las conquistas de las mujeres; como cualquier restricción de leyes como la de la violencia de género; a medidas que supongan la liberalización del suelo, a políticas que pretender debilitar le sistema de pensiones privatizándolas, o a restringir el estado social”. “En esas políticas es donde se van a encontrar”, dijo.

“La dirección federal se siente responsable e implicada en todo este proceso de gobernabilidad en Andalucía, y de actualización y renovación del proyecto socialista, no solamente en Andalucía sino en el conjunto de España, con tal de que se vea al PSOE con claridad como la formación política que, partiendo de los valores constitucionales, va a defender en este país la libertad y la democracia, el Estado social, de derechos y las conquistas sociales y las libertades conseguidas.”. “En ese proceso somos la posición más firme frente a cualquier ofensiva del populismo ultraderechista que ya conocíamos en Europa y que lamentablemente ha hecho aparición en España”.

Reunión de la Ejecutiva mañana martes

Ábalos ha anunciado que la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE celebrará una reunión mañana martes, a las 12’30 horas, para para hacer una valoración más rigurosa del resultado electoral en Andalucía.