El PSOE, en la reunión de su , celebrada esta mañana en Ferraz, ha instado al Gobierno a que inicie “de inmediato” un “diálogo con los grupos políticos, los Gobiernos autonómicos y la FEMP, así como el ACNUR y las organizaciones especializadas, para diseñar con urgencia el Plan Estatal de protección y acogida humanitaria a refugiados”.

En el documento aprobado por este órgano de dirección y en el que se propone dicho “Acuerdo Social, Político e Institucional”, los socialistas reclaman que todas las instituciones “den un ejemplo de compromiso” y adelanta que “las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos gobernados por el van a estar en primera línea”.

En dicho documento el PSOE señala que “el plan debe responder a las condiciones de acogida que nos marca la normativa Comunitaria y nacional y tiene que tener en cuenta todas las fases del proceso de protección, acogida y posterior integración. Para ello es necesario ampliar la capacidad de acogida de los recursos públicos y concertados con organizaciones especializadas para dar respuesta al número de solicitantes propuestos por la Comisión”.

Recuerda que “el protagonismo en la atención a refugiados lo desempeña la Administración General del Estado que es hasta ahora quien ha desarrollado, con recursos propios y también a través de Organizaciones con una amplia trayectoria, los programas normalizados de acogida e integración de refugiados”.

Un sistema que “puede resultar más operativo si cuenta para la ejecución y desarrollo de este plan con la participación de las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos” a los que “se desplacen las personas”, y que “es clave para el éxito de la acogida e integración”.

Para el PSOE, las CCAA deben poner a disposición de los acogidos “sus recursos de sanidad, educación y servicios sociales, aunque algunos de estos servicios deben ser reforzados, en función de la situación, a través de los recursos específicos que el Estado destine a este Plan”.

En concreto, las Comunidades gobernadas por los socialistas se comprometen a:

  • Recibir y atender al número de personas que le corresponda en la reubicación de refugiados que están llegando a .
  • Ofrecer las plazas precisas para la escolarización de los menores que les correspondan.

  • Dispensar la atención sanitaria oportuna a todas estas personas.

  • Prestar apoyo psicosocial y jurídico a los refugiados que lo necesiten.

  • Coordinar con los Ayuntamientos los ofrecimientos de colaboración ciudadana para la acogida de refugiados.

  • Habilitar fondos de los presupuestos de cooperación para contribuir a paliar los efectos de esta crisis humanitaria allí donde se está produciendo y que permitan atender las necesidades más básicas de alimentación, agua potable, atención médica, etc…

  • Abrir el diálogo con las ONG’s y con ACNUR especialmente para dar la respuesta más coordinada y eficaz posible.

Distribución de refugiados

En cuanto a la distribución de las personas en el territorio, para el PSOE ésta “debe realizarse de acuerdo con criterios objetivos que se definan de acuerdo con todas las Administraciones para garantizar un reparto justo, sin perjuicio de que las propias Comunidades, si así lo quisieran, podrían ofrecer un número de acogidas por encima de la asignadas”.

“Las Comunidades Autónomas deberían tener, desde el momento más temprano, información de la para que puedan preparar los refuerzos imprescindibles en el proceso, por ejemplo, para favorecer la acogida educativa de las niñas y niños, apoyar con los programas de formación y prever las necesidades sanitarias del colectivo”, afirma el documento socialista.

Financiación del Plan

Considera el PSOE “de esencial importancia que el Plan de acogida e integración de refugiados se dote del presupuesto necesario por las Administraciones Públicas”. A tal efecto cree “necesario que el Gobierno solicite con carácter urgente los fondos que está poniendo a disposición de los diferentes planes de acogida de cada uno de los Estados miembros”.

“Las Comunidades Autónomas deben hacer un esfuerzo de planificación para identificar los recursos y servicios que deben ser reforzados, desde los servicios de salud hasta los educativos o sociales, y la Administración del Estado debe responder con medios suficientes a los esfuerzos de solidaridad y medios que pongan las CC.AA”.

Papel de la FEMP y los Ayuntamientos

Para el “los Ayuntamientos en donde puedan existir plazas de acogida de refugiados deben estar desde el inicio coordinados con las Comunidades Autónomas para, al igual que ellas, participar en el proceso en el ámbito de sus competencias. También los Ayuntamientos que dispongan de otros medios y recursos sociales pueden ponerlos a disposición del Plan Estatal. No debemos perder la perspectiva de que una adecuada integración de los refugiados en la vida de las ciudades y municipios no debe tener ninguna barrera, por tanto, también necesitan participar desde el inicio y de forma normalizada, además de aportando recursos sociales, con otro tipo de recursos deportivos o culturales propios de sus áreas de competencia”.

“Asimismo, las entidades locales pueden desarrollar, en colaboración con las organizaciones sociales, campañas de sensibilización de la ciudadanía y de explicación de la situación de los refugiados que huyen de sus países y llegan a nuestras ciudades y municipios”.

Por su parte, en los Ayuntamientos gobernados por los socialistas :

  • Se incorporarán a la red de municipios de acogida, denominada como red de ciudades - refugio.
  • Prepararán dispositivos de acogida e invitarán a la ciudadanía a implicarse y colaborar en la medida de sus posibilidades en la atención y ayuda a los refugiados.

  • Pondrán a disposición de estas personas recursos materiales y humanos municipales para paliar la situación de desamparo y ayudas para las situaciones de emergencia.