El secretario general, , ha detallado el acuerdo alcanzado esta mañana con el presidente del Gobierno para hacer frente a las acciones contra el orden constitucional y la legalidad que pudieran producirse en .

En una comparecencia ante los medios en la sede de , el líder socialista ha querido trasladar “un mensaje de tranquilidad y confianza”, primero a la sociedad catalana, en el sentido de que “la legalidad se va a salvaguardar ante cualquier intento de quiebra unilateral por parte del independentismo que se pueda producir; y también “al conjunto de la sociedad española, para decirles que el orden constitucional, la soberanía nacional y la integridad territorial se van a respetar, a defender y a salvaguardar”.

Los cinco puntos acordados por el PSOE y el Gobierno un día después de la investidura del nuevo president de la Generalitat, ha sido explicados así por el líder socialista:

1º “Ante cualquier intento de quiebra del orden constitucional y del Estatuto de Autonomía, el Estado social y democrático de derecho responderá con firmeza, con serenidad, con proporcionalidad y de forma pactada”.

2º “El rechazo por parte del y del PSOE ante cualquier intento de crear estructuras paralelas por parte de un nuevo gobierno de la Generalitat de Catalunya. Aquí no hay dos legitimidades, hay solamente una legitimidad y es la que emana de la Constitución Española, del Estatuto de Autonomía de Cataluña y, en consecuencia, de las instituciones reconocidas y recogidas en este Estatuto. En definitiva, no va haber ninguna institución paralela que se pueda crear por parte del bloque independentista, tal y como ha anunciado el nuevo president de la Generalitat”.

3º “Hasta saber exactamente cuál es el camino que toma el nuevo president, el Estado va a mantener la supervisión sobre el uso de las cuentas públicas en Cataluña por parte de la Generalitat. Esos recursos tienen que destinarse a medidas vinculadas con el bienestar, con el progreso…, en definitiva con aquellas políticas recogidas y reconocidas en el ordenamiento constitucional y estatutario de Cataluña”.

4º “Unidad en la respuesta. Si algo se ha hecho bien como consecuencia de los acontecimientos del 6 y 7 de septiembre, el 1 de octubre y después con la activación del artículo 155, fue precisamente la unidad de acción por parte del y el Gobierno de España. Y esa unidad de acción no queremos blindarla sino que queremos abrirla al resto de fuerzas políticas. A Unidos Podemos, con cuyo líder debería reunirse el presidente del Gobierno –y así se lo he dicho-, para incorporarle también a este acuerdo e intentar convencerle de que abandone el derecho de autodeterminación en Cataluña; y lógicamente al partido de Ciudadanos, que es la primera fuerza política en Cataluña”.

5º “Dar a conocer en el extranjero, especialmente a las instituciones y a la sociedad europeas, que las manifestaciones y escritos xenófobas y supremacistas del president Torra, no representan en absoluto los valores y principios de la sociedad catalana, y son contrarios a los valores europeos que defendemos todos los estados miembros de la UE”. Sánchez ha recordado la labor en este sentido realizada en sus recientes viajes a Alemania y al Reino Unido, y ha anunciado un próximo viaje a finales de mayo a Portugal, donde se verá entre otros con el primer ministro .

Respuesta a Rivera

Durante la rueda de prensa, y en relación a la unidad de respuesta, Pedro Sánchez se ha dirigido al líder de la formación naranja, , para cuestionarle “si la mejor manera de responder al desafío del independentismo es poniendo en cuestión la unidad de las fuerzas que defendemos el orden constitucional”, como hizo en fechas recientes. De ahí que le haya pedido que “estemos todos a la altura de las circunstancias y de nuestras responsabilidades y salvaguardemos esa unidad de acción de todas las fuerzas que defendemos el orden constitucional”.

El secretario general también le ha echado en cara que use la cuestión catalana como “un elemento de confrontación para ver si araña votos como hizo Aznar cuando estaba en la oposición”. “El problema –añadió- es que ese camino ya lo hemos recorrido y nos ha llevado también en parte, y no solo por la responsabilidad del bloque soberanista, a esta crisis que vivimos en Cataluña y en el conjunto del país”.

“Sería importante que aquellos que están agudizando esa confrontación, primero, asuman su responsabilidad en el y en segundo lugar no quiebren la unidad ante un desafío de esta envergadura. Yo soy el líder de la oposición y si tengo cosas que reprocharle algo a Rajoy en este asunto, lo haré en privado porque no quiero que el independentismo vea que aquellos que defendemos la integridad territorial, la soberanía y el orden constitucional discrepamos en público”, afirmó.