El secretario de Organización, José Luis Ábalos, ha condenado “las algaradas y episodios vandálicos que una minoría de exaltados independentistas ha llevado a cabo en varias ciudades de Cataluña en las últimas horas”, haciendo un llamamiento al resto de partidos políticos a la “lealtad institucional y unidad” y al Govern de la Generalitat y al president “que condene unos actos vandálicos que perjudican la imagen de Cataluña y España, en lugar de volver a caer en la tentación de estimularlos mediante el subterfugio de aplaudir las movilizaciones ciudadanas”.

Así, en rueda de prensa desde Ferraz, Ábalos ha trasladado que “el PSOE condena taxativa, firme y rotundamente los episodios de violencia registrados, muestra su apoyo sin fisuras a la actuación de los distintos cuerpos de seguridad del Estado, que están trabajando de manera coordinada y ejemplar por preservar el orden público, y pide al resto de partidos que se posicionen políticamente contra los desórdenes, y quienes los instigan, amparan o justifican”.

“No caben matices cuando el legítimo derecho a la manifestación y la protesta está siendo usurpado por una minoría violenta para tensionar la convivencia, boicotear las infraestructuras de comunicaciones y servicios esenciales para los ciudadanos, atacar sedes gubernamentales y de partidos políticos, y subvertir el orden público”, ha advertido.

“El derecho de manifestación es perfectamente legítimo, pero la violencia y la algarada están en las antípodas de la democracia y resulta evidente que no estamos ante un movimiento ciudadano pacífico, sino coordinado y dirigido por grupúsculos que utilizan la violencia en la calle para romper la convivencia en Cataluña”, ha señalado, subrayando que “No hay ninguna idea, ni ningún proyecto político que pueda construirse desde la violencia”.

Lealtad institucional y unidad

Además, ha hecho un llamamiento a los partidos políticos, “y en especial a los que se declaran a sí mismos constitucionalistas”, para pedirles ·lealtad institucional y unidad”. “Que sean en todo momento consecuentes con su compromiso de unidad de acción y, por tanto, que se pongan del lado del Gobierno, que no dudará en actuar de manera firme, contundente, proporcionada y serena para garantizar la convivencia y la normalidad en Cataluña.” “Que nadie confunda moderación con ausencia de firmeza, este gobierno siempre estará a altura de las circunstancias”, dejó claro.

“Este desafío no es nuevo, no nos pilla por sorpresa”, recordó Ábalos, para subrayar que “el Gobierno ha estado y está siempre preparado para asumir sus responsabilidades, este ejecutivo velará por la seguridad y por la convivencia en Cataluña.”

También expresó en nombre del PSOE “todo nuestro apoyo y solidaridad a los catalanes y catalanes que viven estos altercados con estupor, por la imagen que se está trasladando de Cataluña, pero con la serenidad suficiente para no incrementar la tensión, ni dar pábulo a la confrontación.”

El Estado de excepción, iniciativa de Vox inviable

“Es inviable la iniciativa”, afirmó preguntado por la petición de Vox de un Estado de excepción. “Sinceramente, no conoce el derecho parlamentario, constitucional”, dijo, recordando el contenido del artículo 116 que establece que será declarado por el Gobierno, previa autorización del , y que para tramitar su iniciativa hace falta que se debata a petición de la Presidenta del Congreso, de dos grupos parlamentarios, o a petición de una quinta parte de la Diputación permanente.

“Esto es una expresión más del populismo, que también hay que combatir”, dijo Ábalos, advirtiendo de que “Casado y Rivera si son muy constitucionalistas deben saber que esas compañías no son muy buenas, y ponen en cuestión la convivencia que tanta falta hace en España”.