“Exigimos al gobierno que sea tan solidario como lo es la sociedad que representa” ha lanzado el secretario general del PSOE, , en su intervención ante el . La grave crisis migratoria en ha ocupado la primera parte de su discurso. El candidato a la Presidencia del Gobierno de los socialistas ha asegurado que “resulta urgente articular ya una respuesta humanitaria consensuada, una política de asilo, refugio y migración común” y por eso el PSOE ofrece “al Gobierno, a los agentes sociales y empresariales” un Acuerdo Institucional, Social y Político “que dé una respuesta conjunta”, en el marco de una respuesta europea, para la acogida y asilo de refugiados. Las comunidades autónomas y los ayuntamientos socialistas ya están “dispuestos” para “aportar medios y recursos” a través de un Plan de Actuación para atender las necesidades de acogida y protección de refugiados.

Sánchez lanza esta propuesta ante un gobierno del que, con su mayoría absoluta, “ha rebasado tantos límites” con un Rajoy “agotado, sin proyecto político, dispuestos a instrumentalizar electoralmente las instituciones y que hace tiempo dejó de ser el presidente de todos los españoles para legislar en interés de la extrema derecha de su partido”. Un Partido Popular que “habla mucho de España” pero que “la quiere poco” y la “defiende mal” y que ha agotado “el depósito de confianza” de los ciudadanos. Para el PSOE “el legado de Rajoy y sus políticas es una España rota” que culmina con la decisión “unilateral, innecesaria y desleal” del gobierno de modificar por la vía de urgencia la ley del “apropiándose de un tribunal que es garantía del sistema”.

Es el remate a una legislatura marcada por los recortes que han debilitado el Estado del bienestar, empobrecido a los españoles y destruido la cohesión entre territorios. Según Sánchez, “la letal combinación de reforma laboral y reforma de pensiones ofrece un futuro desolador para las generaciones más jóvenes: ser trabajador pobre hoy y pensionista pobre mañana”. Por eso el país no se puede permitir “cuatro años más” de Rajoy y sus políticas porque “Rajoy es el hombre más inadecuado en el momento más inoportuno”.

Después de cuatro años, Rajoy “no ha arreglado ni uno solo de los problemas estructurales de nuestro país y tampoco ha sabido paliar ninguna de sus consecuencias” y por eso “la continuidad de Rajoy pone en riesgo la recuperación económica” justa y que llegue a todos los ciudadanos.

Sánchez ha convocado a los socialistas “a ganar” para poner fin a un gobierno y un presidente incapaz de liderar y tejer complicidades para modernizar España” sin temer “a la resignación, la cobardía y la pereza”.

PRIMER COMPROMISO CON LA EDUCACIÓN

El primer objetivo de Pedro Sánchez en Moncloa será la educación, “la gran apuesta como gobierno y como sociedad”. Los socialistas eliminarán “los obstáculos” que ha impuesto el Partido Popular para, desde “la estabilidad, la equidad y la excelencia de nuestro sistema educativo, dejar atrás malas leyes como la LOMCE”. Con consenso y un objetivo claro: lograr el 7% del PIB en inversión educativa y de ciencia en dos legislaturas para que haya “más becas y menos tasas universitarias” con “condiciones más dignas para nuestros maestros” y el fortalecimiento de la formación profesional que se coordinará con la “reindustrialización” de la economía sin olvidar la “formación ocupacional” para reducir el paro de larga duración. En definitiva, hacer del sistema educativo y formativo “la revolución que permitirá a España ganarse su futuro en la era de la globalización”.

“Nosotros nuevamente estamos llamados a liderar el cambio” porque “los socialistas somos la alternativa al PP” construida desde la responsabilidad de quien “se compromete a gobernar para todos”. “Seremos un gobierno que piense en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”, ha asegurado entre aplausos el secretario general del PSOE.

CATALUÑA

Durante su intervención ante el Comité Federal, Sánchez se ha referido a Cataluña y las próximas elecciones. Ha asegurado que “la lista de Mas no es la lista de Cataluña” sino “la lista del partido coyuntural de la independencia que después de las elecciones no responderá ni siquiera ante quienes le voten”.

El líder de los socialistas ha alertado de que “el independentismo trae un defecto de fábrica” levantado al falso grito de “España nos roba” cuando la realidad ha destapado “que quienes roban son personas con nombres y apellidos sin fronteras y su patria son los paraísos fiscales de o ”.

“Ni España es Rajoy ni Cataluña es Mas”, ha reiterado el secretario general del PSOE. Cataluña no es el problema de España ni España es el problema de Cataluña, dice Sánchez porque “el problema son sus gobernantes: Mas y Rajoy” y ha apelado a recuperar el ‘seny’ en la política y “construir una Cataluña mejor en una España diferente”. En este punto, Sánchez ha asegurado ante el primer secretari, Miquel Iceta, que “una mayoría creciente de catalanes” ven en el PSC “el punto de encuentro para avanzar a una Cataluña mejor en una España diferente”, una España “federal” en la que articular mejor la unidad de un país “orgulloso” de su diversidad.

“Somos el partido de la experiencia y somos el partido de la esperanza”, ha aseverado Sánchez al final de su intervención. Esperanza en la política porque es el “instrumento de la gente a la que defendemos y representamos para mejorar el mundo”, ha concluido.