La secretaria de Igualdad, , ha presentado hoy una proposición de ley de Igualdad de Trato y Oportunidades entre mujeres y hombres en materia retributiva, que el PSOE quiere debatir con los grupos parlamentarios en el Congreso, para que se apruebe lo antes posible.

En rueda de prensa tras la reunión de la Permanente de la Ejecutiva, Carmen Calvo señaló que el objetivo de la ley es que “se cumpla la legalidad que no cumplimos”, “ordenar una situación inconstitucional”. “Lo que hace es ordenar, revisar, cambiar y derogar algunas normas. Unas porque no se cumplen y otras porque obstaculizan llegar al fin último: la igualdad entre hombres y mujeres que establece la Constitución”.

La iniciativa supone dar “un paso” para que “se cumpla lo que dice la Constitución en sus artículos 14, 9.2 y 35”, según los cuales “no puede haber discriminación por razón de género, tampoco en materia de desigualdad salarial”. Que se cumpla también la norma similar a nivel europeo, que en su artículo 157 habla de que no puede haber desigualdad de salario entre hombres y mujeres en Europa; y que cumplamos el Estatuto de los Trabajadores de nuestro país que también sostiene que no puede haber brecha salarial.

“Tampoco –continuó- podemos desoír una directiva de 2006, la número 45, que dice que todos los estados miembros de la UE tienen que revisar sus legislaciones y tomar medidas para que no se produzca esa desigualdad en las retribuciones. Ni la ley orgánica 3/2007, vigente en nuestro país, sobre Igualdad de trato, que dice que la igualdad entre hombres y mujeres tienen que ser real y efectiva, no solo en términos formales sino en el terreno concreto”.

En definitiva, “tenemos todo un aparato legal desde Europa y desde nuestro propio Estado de derecho que no cumplimos”, lo que nos lleva a estar “en una situación ilegal” porque “no se han adoptado los mecanismos suficientes –de carácter legal y reglamentario- para dejar de sostener una situación injusta e inconstitucional; lo que en derecho se llama sostener una situación que es injusta por omisión o por inacción”.

Cambios legales

Calvo explicó todo el entramado de normas que hay que modificar: la ley de Cooperativas; el Real Decreto Legislativo sobre las sanciones e infracciones de orden social; un aspecto puntual de la ley Orgánica para la Igualdad Efectiva entre hombre y mujeres; la ley de Sociedades de Capital; la ley que ordena el sistema de Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social; la ley de Sociedades y y dos reales decretos que afectan al Estatuto de los Trabajadores y al Estatuto básico del Empleo Público. En este sentido, apuntó que con esta ley “queremos abarcar el mundo laboral privado y el ámbito público”, es decir, “la ley mira todo el ámbito laboral y ocupacional” de las mujeres. Además, la responsable socialista indicó que en la ley también hay una mirada especial a las mujeres víctima de la violencia de género.

Asimismo, la secretaria de Igualdad explicó que en la norma se plantea la obtención de los datos retributivos de cada trabajadora, no solo como derecho unipersonal, sino también de manera colectiva, y la necesidad de hacer análisis de género de esas tablas y auditorías salariales en las empresas. En relación con este último aspecto, Calvo apuntó que la ley establece que se regule el derecho de esta transparencia en los salarios en empresas de más de 6 trabadores y que a las empresas de más de 250 trabajadores no solo se les haga una auditoría salarial, como establece la ley orgánica 3/2007, sino que esto tenga consecuencias para la Inspección de Trabajo y para las sanciones correspondientes que también se proponen.

Esperamos buena disposición de los Grupos y una rápida tramitación

Es una norma que no afecta a materia de legislación orgánica, y sí a materias en las que el Estado tiene la competencia exclusiva, por lo que el objetivo del PSOE es que “el gobierno la puede tramitar rápido”, y alcanzarse en poco tiempo un acuerdo parlamentario que nos lleve a aprobarla. “Esperamos que el resto de los grupos políticos acojan con la mejor disposición posible nuestra proposición de ley. Queremos abrir una negociación y tenemos prisa”, afirmó Calvo.

Se trata de “una norma que tiene un breve articulado y una disposición que deroga todo lo que pueda entrar en colisión con la propuesta” y de manera “transitoria” toda aquella norma que se pueda ver afectada.

En definitiva, se trata de “bajar de la igualdad formal a la real, a la que de verdad afecta a los salarios de las mujeres y a las circunstancias que componen el concepto salario y por los cuales las mujeres somos discriminadas”. Y además, con esta iniciativa el PSOE “convoca a más de la mitad de este país”, las mujeres, para que “sientan respaldo, interés y una apuesta rotunda” en la lucha contra la desigualdad salarial entre hombres y mujeres.

Explicó que, dentro de unos días, el PSOE presentará una ley de Igualdad Laboral que abarcará un marco todavía más amplio. “Con ambas proposiciones de ley damos respuesta a una situación injusta e insostenible desde el punto de vista constitucional, legal y social”. Esta ley de Igualdad Salarial, junto con la que el PSOE presentará en unos días de Igualdad Laboral y otra futura ley sobre los usos del tiempo para hacer compatible y corresponsable la condición de las mujeres en el marco de la vida y el trabajo, forman parte de lo que los socialistas denominan “el Libro Violeta”, que no es sino “la respuesta integral a las ciudadanas de este país y a los problemas que se plantean en su vida concreta”, añadió Calvo.

Calvo llamó también la atención sobre el hecho de que, curiosamente, esa injusticia y desigualdad se produzca más en los altos puestos de retribución, donde las mujeres están muy cualificadas, demostrando así que “no es cierta esa vieja cantinela de la derecha: cuando las mujeres valgan, la igualdad existirá”, y que la brecha salarial “es menor, pero existe, en aquellas profesiones que son precarias, porque tienen bajo nivel de formación y se han feminizado, como la pobreza”.

Lengua

Respecto a la polémica surgida por la decisión del Gobierno de de imponer el catalán para promocionar a los sanitarios, la dirigente socialista, insistió en que los socialistas tienen claro que el castellano es la lengua común de todos los españoles y que tenemos otras tres lenguas cooficiales. “Esto no puede ser objeto de política ni de confrontación; no lo hemos hecho, no lo vamos a hacer y no vamos a contribuir a ello”. En este sentido, añadió que las decisiones que se adoptan en cualquiera de nuestros gobierno autonómicos, incluido el de Baleares, son legales y constitucionales y si no lo fueran así no estarían en vigor”.

“Abrir brechas y bandos con las lenguas es un mal camino. Este país tiene que vivir con normalidad y respeto el uso de sus cuatro lenguas y fundamentalmente el uso común del castellano y no vamos a contribuir ni un milímetro a todo esto”, insistió.

Sobre el debate lingüístico en Cataluña, la responsable socialista aseguró que “abrir un debate sobre el sistema educativo en Cataluña no corresponde a una situación como la que políticamente tenemos en este momento, que es la necesidad de que haya gobierno en Cataluña” y que entonces, “en el desarrollo de su Estatuto y respetando la Constitución española, abra su debate y emane sus decisiones en forma de ley”.

Europa

En respuesta a una pregunta sobre quién podría ocupar la presidencia del Grupo Socialista Europeo, Calvo subrayó que el PSOE “trabaja para que la cabeza de lista a las elecciones europeas sea una mujer y para que contemos con la unanimidad del resto de las delegaciones para que sea ella quien presida el Grupo Socialista en ” en la próxima legislatura.