La secretaria de Sanidad del PSOE y consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, , y la secretaria de Bienestar Social del PSOE, , han participado en un encuentro con colectivos sociales y sanitarios en el que han puesto en común los actuales problemas de los familiares y personas con enfermedad mental. “La coordinación entre las políticas sociales y las sanitarias es esencial para abordar los retos a los que se enfrentan las personas con problemas de ”, han coincidido Sánchez Rubio y Carcedo.

Sánchez Rubio y Carcedo han analizado en con los colectivos implicados y los portavoces parlamentarios del grupo socialista las demandas e inquietudes de los familiares y personas con enfermedad mental y profesionales sanitarios y sociales, destacando la importancia de la coordinación efectiva entre políticas sanitarias y sociales como instrumento necesario para la protección y empoderamiento de las personas con enfermedad mental.

La secretaria PSOE ha instado al Ejecutivo Central a que impulse la salud mental en el Sistema Nacional de Salud, atendiendo las demandas y necesidades de los pacientes y la investigación, así como escuchando a los agentes sociales implicados.

Sánchez Rubio ha destacado que el compromiso socialista por la salud mental se materializa en la elaboración un nuevo Plan Integral de . “Una apuesta más del por las políticas sanitarias, que, además, crecen en un 2,5% en el Presupuesto de la Junta para 2015 hasta alcanzar los 8.427 millones de euros, a pesar de los recortes y la asfixia financiera” que ejerce el Gobierno de a la comunidad. Y también en el Gobierno de que acaba de elaborar el Plan de Salud Mental 2014-2020, donde se sigue optando por la salud mental comunitaria y el refuerzo de la coordinación con el sistema de servicios sociales.

“Frente a las políticas y propuestas socialistas, el rechaza elaborar una nueva estrategia de Salud Mental, como ocurrió la semana pasada en la Comisión de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad”, ha añadido Sánchez Rubio.

Coordinación de políticas sociales y sanitarias

Asimismo, las dirigentes socialistas han abordado en la reunión la necesidad de concretar la propuesta del PSOE, frente al riesgo de dualización de la atención sociosanitaria, que fomenta la introducción de aseguramiento privado para la dependencia.

Para las socialistas, la atención sociosanitaria debe partir de la consolidación de los dos pilares del Estado del Bienestar, el sanitario y el social. Y a partir de la fortaleza de los dos sistemas, promover un modelo que pase por una fuerte coordinación entre ambos, para aquellas personas que necesiten esta doble atención.

La Secretaria Federal de Bienestar Social, Luisa Carcedo ha manifestado que “frente a las amenazas y los riesgos de privatización de los Servicios Sociales, introducidos por la nueva ley de Administración local, vamos a recuperar unos nuevos servicios sociales como servicios a la ciudadanía, de carácter universal”.

Carcedo ha insistido en que en “ambos sistemas el acceso tiene que estar basado en el derecho de ciudadanía, de carácter universal y de servicios de proximidad, que promueva la cohesión social, la justicia social y la libertad de las personas”. “Servicios universales de ciudadanía frente al aseguramiento privado, que lo que supone es un acceso a los servicios según la capacidad de compra de las personas”, ha afirmado.

En este sentido, María José Sánchez Rubio ha recordado que Rajoy y el PP están quebrando el Sistema Nacional de Salud sometiéndolo a medidas que no ofrecen ningún beneficio en salud, ni suponen un ahorro”. Así, ha defendido que el PSOE va a seguir protegiendo la sanidad pública universal y gratuita a toda costa, derogando el Real Decreto 16/2012 que sustituyó la universalidad de la sanidad por un modelo de aseguramiento, y que supone un daño agravado al sistema asistencial de salud mental”.

Finalmente, la responsables socialistas han defendido que “el diseño del modelo de atención sociosanitaria al igual que el sistema sanitario y el social deriva del modelo de convivencia vinculado a proyecto político, bien diferente entre el socialista y el PP, que incluye además del modelo social, el sistema fiscal y el mercado laboral.