Pregunta .– Menudo escándalo lo que hemos conocido tras levantarse el secreto de sumario sobre el caso Gürtel. ¿Eso a ustedes les fortalece?

Respuesta .– Creo que no fortalece a nadie. Que supuestamente responsables públicos utilicen sus cargos para beneficiar a sus amigos o a su formación política merma la credibilidad de un partido, de sus dirigentes, y enfada y desilusiona a los que les votaron. Que el tal Correa se hiciera llamar Don Vito puede dar una idea de las personas con las que se codeaba la dirección del PP.

P .– ¿Insinúa que Rajoy lo sabía?

R .– Lo que digo es que los ciudadanos españoles, y también los votantes del PP, deben tener una explicación de Mariano

Rajoy. Es la hora de que Rajoy no sólo dé explicaciones, sino también de que tome decisiones. En estos meses ha dicho que todo esto era un montaje y reclamaba que se abriera el sumario de Gürtel para que se conociese y sirviera para desmontar lo que parecía que era un invento. Ya conocemos una parte del sumario y ahora lo que dice Rajoy es que nos olvidemos. El líder del PP tendrá que dar tarde o temprano explicaciones, y cuanto más tarde, peor será.

P .– Vamos, que debe coger el toro por los cuernos…

R .– El señor Rajoy pasó de sacar pecho en las plazas de toros a esconderse detrás de la barrera. Ahora lo que tiene que hacer es cogerlo por los cuernos, tomar decisiones, exigir responsabilidades, y hacer limpieza.

P .– ¿Estamos ante una Filesa del PP o se trata de unos chorizos aprovechados que utilizan a un partido político y corrompen a unos cuantos?

R .– Debemos esperar a que la Justicia haga su trabajo para conocer el calado del asunto. Al parecer, una pieza clave en todo este escándalo ha sido el tesorero nacional del PP, que tiene el despacho en la misma sede que Rajoy.

R .– ¿Me está diciendo que Rajoy sabía todo esto y no hizo nada?

P .– Yo no sé lo que sabe Rajoy, pero este asunto lleva demasiado tiempo encima de la mesa para que él ahora se haga de nuevas. Tuvo tiempo para pedir información, para documentarse, para ir tomando decisiones.

Si el líder del PP no actúa, el tsunami de la corrupción se lo llevará por delante. El PP parece estar aquejado de una grave enfermedad alojada en su médula.

P .– Pero lo que ha habido es un levantamiento del secreto, no una sentencia firme…

R .– Mire, el caso Gürtel dejó de ser un viento de levante para convertirse en un huracán que puede arrastrar a todo aquél que se pone por delante. Cuanto más conocemos los hechos, más graves son e, independientemente de la resolución judicial que se adopte en su día, hay unas responsabilidades políticas.

P .– Camps que va a cesar a Costa mañana martes, y en Madrid los imputados están fuera del partido. ¿Eso no es suficiente?

R .– Que yo sepa, todos siguen como parlamentarios y la Justicia dirá el grado de implicación que han tenido y si ha habido daño a las arcas públicas. Pero ellos, cosa bastante significativa, hablan de si se ha acabado o no la fiesta. No sabemos si ha concluido o sólo se han tomado un descanso.

P .– Vamos, que no vislumbra un cambio político en España a pesar de la crisis.

R .– El cambio político se produce cuando se dan varios elementos. El primero, cuando hay un proyecto mayoritario que sintoniza con la sociedad, y en el caos de Rajoy no hay proyecto ni es mayoritario, porque es desconocido. Segundo, cuando hay un líder que mira al futuro, y Rajoy representa el pasado claramente.

Por tanto, no hay expectativa de cambio, sigo manteniendo que no se producirá el cambio político en España mientras el PP esté gobernado por Mariano Rajoy.

P .– Pues no parece que la corrupción le haga daño al PP. Camps barre en Valencia y a Rajoy las encuestas le dan ganador.

R .– Los ciudadanos, cuando llegue el momento de tomar su decisión, juzgarán los comportamientos de sus representantes y sus políticas.

Estoy seguro de que el caso Gürtel pasará factura en las urnas al PP.

P .– Hablando de escándalos, el fiscal ha pedido dar carpetazo al chivatazo a ETA. ¿Es un tema menor o pone en cuestión la independencia de la Justicia?

R .– Los jueces se tendrán que pronunciar y nosotros acataremos lo que digan. Pero lo más relevante es que todas las personas involucradas en el caso fueron detenidas, encarceladas y procesadas.

P .– ¿Usted llegó a investigar si el jefe de seguridad de su partido hizo aquella llamada?

R .– Él lo ha negado, y el juez dejó claro que no tenía nada que ver en ese asunto.

P .– Cambiando de tema. No se quejará. Su Ministerio sigue siendo la joya de la Corona en los presupuestos, aunque la inversión será un 3,9% menor.

R .– No, la inversión del grupo Fomento –el Ministerio más sus empresas – se mantiene, no baja. Hablamos de 19.300 millones de euros, que en términos de inversión pública es la mayor en la Historia. Se decide mantener la inversión porque en los momentos de crisis genera actividad económica, facilita liquidez a las empresas y a su vez contribuye a mantener o crear empleo.

P .– También el Plan E se concibió con ese fin, y al final, según dicen, ha sido pan para hoy y hambre para mañana…

R .– El plan E no sólo contribuyó a generar empleo o a evitar que se destruyera más, sino que además posibilitó que 17.000 empresas pudieran tener trabajo durante este tiempo. Sin ese plan, muchas habrían cerrado.

P .– El Gobierno se ha quedado solo en la defensa de los presupuestos, hasta Jordi Sevilla dice que son de Frankenstein.

R .– Estamos trabajando para que los presupuestos tengan más apoyo parlamentario que los de 2009, y creo que lo conseguiremos. Los que critican el presupuesto, singularmente el PP, tienen una oportunidad de oro de presentar uno alternativo.

Si las agencias calificadoras analizaran a los partidos políticos por sus propuestas, el PP estaría en ratios de insolvencia, porque no hemos visto ninguna propuesta en este tiempo. Reto a Rajoy a presentar unos presupuestos alternativos y a que nos explique qué haría él.

P .– La subida de impuestos la ha criticado Rajoy y la inmensa mayoría de los expertos en economía…

R .– Muchos están debatiendo sobre la subida o no de los impuestos, pero el debate que se tiene que plantear es si recortamos la protección social y la inversión productiva o la reforzamos. Se trata del sálvese quien pueda o de un estado capaz de reactivar la economía y garantizar la prestación social.

P .– Ustedes han apostado por una subida del IVA. ¿Descartan tocar el IRPF, como usted insinuó en su día, o fue sólo un error de cálculo suyo?

R .– Yo nunca he planteado tocar las rentas del trabajo. Lo que dije es que había que hacer una reforma fiscal para garantizar que nadie quedara tirado en la cuneta y que de la crisis saliéramos todos juntos y no sólo los que la han creado. Creemos que las rentas del trabajo no se deben gravar más. Ya están gravadas en distintos tramos del IRPF, según la renta de cada persona.

P .– Pues los banqueros no se cortan, sus directivos se han subido el sueldo un 53% y la indemnización del número dos del BBVA la quisiéramos todos.

R .– Es incomprensible que estemos ayudando al sector financiero para evitar un crack, que hubiera tenido consecuencias incalculables, y sin embargo los directivos de esas empresas mantengan sueldos hiper-millonarios. Esta reflexión se ha hecho en el seno del G-20 y tendremos que tomar algún tipo de decisión en ese marco global.

P .– ¿Qué tipo de decisión va a tomar el Gobierno contra ellos?

R .– Habrá que estudiarla, no tenemos una propuesta concreta, pero hay que ver fórmulas para limitar este tipo de indemnizaciones millonarias.

P .– Sin embargo, según las encuestas, los ciudadanos no entienden sus medidas anticrisis. Un 81% de los encuestados creen que el Gobierno improvisa.

R .– Nuestras políticas y propuestas no están hechas pensando en un cálculo electoral. No hay coste electoral que justifique dejar a un solo ciudadano abandonado a su suerte, ni que justifique que podamos tener una fractura social. Dicho esto, todos los que sabemos de encuestas –y yo sé algo – sabemos que no hay nada decidido, que tres años son una eternidad y cuando estas medidas surtan efecto, los ciudadanos reconocerán la decisión y determinación que ha tenido el Gobierno de España.

P .– En resumen, que a usted no le preocupa que las encuestas digan que Rajoy ganará ampliamente las elecciones.

R .– Rajoy es un experto en ganar elecciones cuando no toca. A mí me gusta que Rajoy esté contento, a ver si a partir de esa actitud de satisfacción hace una política más constructiva, más positiva y de mayor cooperación con asuntos de interés general, como debe hacer un hombre de Estado, algo que aún tiene que demostrar.

P .– ¿Y tampoco le preocupa que en el PSOE digan que Leire Pajín gestionó mal lo de Benidorm, que no está a la altura del cargo y que es usted quien mueve los hilos?

R .– El partido de Pajín es el mismo que el mío, los dos estamos en la dirección y yo además ejerzo activamente de vicesecretario general. Leire lleva poco tiempo al frente de la Secretaría de Organización, es una persona con capacidad, determinación y criterio político, y la gestión de Benidorm, a pesar de ser un tema muy difícil, la ha llevado muy bien.

P .– ¿Y usted podría asegurar que la madre de Leire y el resto de los concejales rebeldes no volverán a presentarse bajo las siglas del PSOE?

R .– Según el pacto antitransfuguismo, que nosotros respetamos, todas las personas que hayan sido declaradas tránsfugas no podrán participar en las listas electorales.

P .– ¿Le parece normal que nadie le haga un ruidito a Zapatero? Porque da la sensación de que quien se mueve no sale en la foto.

R .– Eso forma parte de la mitología. Es curioso esto que ocurre, porque cuando asumimos la responsabilidad de dirigir el PSOE, el debate era todo lo contrario. Entonces se decía que el partido era una jaula de grillos, ingobernable, sin proyecto claro ni liderazgo definido. Se exigía eso y ahora se nos critica justo por lo contrario. Yo prefiero un partido con un proyecto claro, un rumbo decidido y con un liderazgo consolidado.

P .– ¿Y no es malo que ni siquiera se vislumbre algún liderazgo alternativo?

¿Qué pasa si por algún imprevisto Zapatero tiene que ser sustituido?

R .– El PSOE es un partido que tiene la capacidad de generar cuadros, de innovar políticas y de resolver liderazgos cuando toca. Cuando llegue el momento de sustituir al secretario general lo resolveremos bien, pero no contemplo en este momento ninguna hipótesis distinta a que Zapatero vuelva a encabezar la lista de 2012, y tampoco en este momento contemplo otra hipótesis que no sea la de ganar las elecciones.

P .– ¿Patxi López puede ser un recambio de Zapatero, como dicen en el PNV?

R .– Se dicen tantas cosas. Patxi es un magnífico político que tiene capacidad para tener cualquier responsabilidad en el futuro, pero su actividad prioritaria es tratar de consolidar el Gobierno del País Vasco, porque es una apuesta muy importante no sólo para Euskadi, sino para toda España.

P .– ¿España está en Afganistán en misión de paz o en una guerra?

R .– Estamos en una misión bajo el amparo de la ONU que es muy complicada, y que causa situaciones terribles como la que acabamos de vivir. En este momento sería una irresponsabilidad abandonar Afganistán.

P .– Otro tema complicado es el secuestro del Alakrana. ¿Pagar el rescate que piden los piratas nos hace más vulnerables?

R .– Lo que más nos importa es poder liberar a las personas que están allí. Tenemos que actuar con prudencia y con determinación. Eso es lo que va a hacer el Gobierno.

P .– ¿Es verdad que se han quitado las gradas del desfile de las Fuerzas Armadas para evitar que abucheen al presidente del Gobierno, como ha ocurrido otros años?

R .– La celebración del Día de las Fuerzas Armadas es una muestra de respeto, de admiración por su papel y su tarea. Desconocía que hubiera o no gradas en esa celebración.