El presidente de la Generalitat, , ha afirmado este martes en el Parlament: “Asumo el mandato del pueblo de que Cataluña se convierta en Estado independiente en forma de república”, pero ha planteado al Parlament suspender unas semanas los efectos de una independencia para entrar en una etapa de diálogo.

Lo ha dicho durante el pleno del Parlament que aborda las consecuencias del referéndum del 1-O, y que ha empezado más de una hora después: se ha retrasado porque el propio Puigdemont lo había pedido, y también porque PP y Cs habían solicitado suspender el pleno.

Puigdemont ha empezado su discurso a las 19.13 afirmando que el momento que vive Cataluña es histórico porque no un asunto doméstico o interno, sino que “Cataluña es un asunto europeo”.

Puigdemont dice que las cargas policiales no impidieron el referéndum: “Nunca lo olvidaremos”

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado este martes que las cargas policiales de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado no impidieron que se celebrara el referéndum del 1 de octubre, y ha apuntado: “Nunca lo olvidaremos”.

En su comparecencia en el pleno del Parlament, ha considerado que el 1-O se celebró en condiciones más que difíciles y extremas porque “es la primera vez en la historia de las democracias europeas que una jornada electoral se desarrolla con ataques policiales contra votantes que hacían cola para depositar una papeleta”.

Para Puigdemont, el objetivo de la actuación de la y Guardia Civil no pretendía solo confiscar urnas y papeletas, sino también generar “pánico generalizado para que la gente se quedara en casa y renunciara a su derecho a voto”, pero cree que no lo consiguieron porque más de 2,2 millones de catalanes participaron en la votación.

Puigdemont ve la economía afectada por los 16.000 millones de déficit fiscal y no por la fuga de empresas

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha afirmado este martes en el pleno del Parlament que lo que afecta a la economía catalana “son los 16.000 millones de euros de déficit fiscal” y no la fuga de empresas.

“Soy muy consciente de que hay mucha gente preocupada, por la violencia gratuita y por la decisión de algunas empresas de trasladar su sede social”, ha dicho Puigdemont en su intervención en el pleno en la que ha atribuido la decisión de esas empresas al relato de los mercados.

Puigdemont se refería a la decisión de algunas entidades bancarias y empresas de trasladar su sede social fuera de Catalunya, tras el anuncio del Govern de dar cumplimiento a la ley del referéndum: “Tiene más de relato con los mercados que de efectos reales sobre la economía”.

Puigdemont pide un esfuerzo al resto de españoles: “No somos delincuentes ni golpistas”

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido este martes un esfuerzo al resto de españoles para conocer y reconocer lo que considera que está reclamando una mayoría de catalanes desde hace años: “No somos unos delincuentes ni unos locos ni unos golpistas”.

“Somos gente normal que pide poder votar y que ha estado dispuesta a todo para establecer el diálogo necesario para realizarlos de forma acordada”, ha añadido al leer un fragmento en castellano de su discurso en el Parlament.

Según Puigdemont, no tienen nada contra toda España ni contra sus ciudadanos, sino lo contrario: alega que el deseo mayoritario de los catalanes es “reentenderse mejor” con todos ellos porque, a su juicio, la relación no funciona desde hace tiempo y no se ha hecho nada para revertir una situación que considera insostenible.

La CUP se ha mostrado traicionada y engañada ante la declaración de Puigdemont, ya que esperaban una propuesta más firme sobre la independiencia de Cataluña, sin tapujos ni ambigüedades.