Durante su intervención en la sesión de control al Ejecutivo, Mariano Rajoy ha confirmado al senador socialista Ander Gil que el Gobierno cumplirá su compromiso de dedicar 1.000 millones de euros más, en los próximos cinco años, a la lucha contra la violencia de género: “El año que viene, 2018, serán 200 millones de euros los que figurarán en los Presupuestos Generales del Estado”.

El presidente ha asegurado que el Gobierno, con el mandato del Congreso y del Senado, está buscando los “máximos apoyos posibles” con el objetivo firmar un Pacto de Estado contra la Violencia de Género “a lo largo de este año”. Al respecto, ha recordado que es uno de los pactos que planteó en su discurso de investidura .

Ante la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra el próximo día 25, Mariano Rajoy ha recordado a todas las víctimas: “Ninguna sociedad comprometida con la igualdad y la dignidad puede tolerar esto y mirar para otro lado. Por ello, mientras haya una sola víctima, la prioridad ha de ser mejorar la protección y la respuesta de las instituciones”.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha destacado que en los últimos años se han producido “avances importantes” en esta lucha, que hoy más del 77% de las mujeres “sale de los malos tratos” y que “están creciendo tanto las denuncias como las órdenes de protección”.

Como ejemplo, Rajoy ha indicado que en la última legislatura se reformaron una decena de leyes, entre las que figuran el Código Penal, la Ley de Enjuiciamiento Criminal o el Estatuto de la Víctima. Y en lo que va de esta, el presidente ha resaltado la puesta en marcha de una aplicación para la prevención y detención de la violencia de género de las mujeres con discapacidad, el lanzamiento de la campaña Pantallas Amigas para prevenir la violencia entre la población adolescente, el acuerdo con los fabricantes de telefonía para borrar la trazabilidad de las llamadas del 016 en los terminales y la potenciación del Observatorio Estatal de la Violencia contra la Mujer.

Consenso para la financiación autonómica

El jefe del Ejecutivo ha abogado por el acuerdo para la aprobación de un nuevo modelo de financiación autonómica. En respuesta a una cuestión planteada por el senador Carles Mulet, de Compromís, Mariano Rajoy ha afirmado que “el único modelo de financiación justo es el pactado” y ha abogado por un consenso de todas las comunidades autónomas y “una mayoría muy amplia en el Congreso y en el Senado”.

El presidente ha recordado que ya propuso un pacto de Estado sobre esta cuestión en el debate de investidura . En primer lugar, para evitar “los problemas y dificultades” derivados del modelo actual, en vigor desde el año 2009, que no se pactó. Y en segundo lugar, porque el partido que sustenta al Gobierno no cuenta con los diputados suficientes para sacar adelante un nuevo sistema en solitario.

Esa voluntad de acuerdo, ha añadido, se concretó en la última Conferencia de Presidentes , donde las comunidades pactaron crear una comisión de expertos, cuyo dictamen ya se ha entregado a un grupo de trabajo del que forman parte todas las autonomías que han querido participar en él. Además, Rajoy se ha declarado favorable a la petición del PSOE de que este asunto se trate en la comisión creada en el Congreso para evaluar la situación del Estado autonómico.

Rajoy ha argumentado que el principal problema de la financiación de las Administraciones Públicas no se debe a ese modelo, sino a la crisis que redujo la recaudación en 70.000 millones de euros en dos años. La recuperación económica y la creación de empleo, ha señalado, están revirtiendo la situación. En concreto, la Comunidad Valenciana ha mejorado su financiación en 1.000 millones de euros en 2017 con respecto al año anterior. Además, según ha apuntado el presidente, ha recibido 43.000 millones de euros del Fondo de Autonómica y del Fondo de Pago a Proveedores, y otros 4.500 millones en inversiones del Gobierno en los últimos seis años.

Cumplimiento de la estabilidad presupuestaria

El presidente ha manifestado que el Gobierno “no tiene ningún interés en intervenir en ninguna administración pública, sea esta autonómica o local”, y se ha declarado “plenamente conocedor de cómo actúan y cómo atienden los servicios públicos y de la importancia de preservar su autonomía”. Rajoy ha respondido de esta manera a la pregunta del senador , de Unidos Podemos, sobre la proporcionalidad en la intervención de administraciones públicas en los últimos tiempos.

Rajoy ha sostenido que el Ejecutivo actúa con “prudencia” y “ponderación de los intereses en juego” y rigiéndose siempre por un principio: el cumplimiento de la ley, “algo exigible a cualquiera de los aquí presentes, pero más todavía a aquellos que tenemos responsabilidades de Gobierno”. Las normas, ha agregado, “no son un capricho, y si no se cumplen, esto trae sus consecuencias”.

Respecto a las medidas de control de las cuentas del Ayuntamiento de adoptadas por el , Rajoy las ha atribuido al incumplimiento sistemático por parte de ese consistorio de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Esa norma, ha recordado, “es una regla de gobernanza europea que tenemos que cumplir todos los países que conformamos ”.

El presidente ha calificado de “muy positivo” el hecho de que el ayuntamiento madrileño esté reduciendo la deuda pública, pero ha insistido en que ningún Gobierno puede gastar lo que no tiene, “porque eso más tarde o más temprano conduce inevitablemente a la quiebra”. Además, Rajoy ha subrayado que el Ejecutivo ha establecido la misma “tutela financiera” sobre otras ciudades que tampoco han respetado el límite de gasto.