Mariano Rajoy se ha mostrado muy satisfecho por las cifras de paro correspondientes al mes de julio y ha pronosticado que “si seguimos así”, será posible alcanzar la cifra de 20 millones de personas trabajando un año antes de lo previsto: “Yo creo que si seguimos así, hay que ser prudentes en cualquier caso, podemos conseguirlo en el año 2019”.

El presidente ha añadido que este “excelente dato” se suma a todos los que se han producido a lo largo del año. Especialmente “significativos”, ha dicho, son el incremento de la contratación indefinida, el aumento de los contratos para personas “que llevan mucho tiempo sin trabajo” y el creciente número de jóvenes que están encontrando empleo, que “cuadriplica el del resto”.

Cataluña

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo ha calificado de “positiva” la resolución del Tribunal Constitucional de declarar anticonstitucional la decisión del Parlamento catalán, con la que se pretendía aprobar una ley para convocar un referéndum en 24 horas: “Sería cometer una ilegalidad, una más, porque lo que se le ha dicho ayer, con toda la razón, es que en un día no se puede aprobar una ley convocando un referéndum para dividir España”.

Rajoy ha añadido que si el Gobierno catalán continúa en la misma posición, se entraría “en otro escenario”. En cualquier caso, ha dicho, “seguiremos trabajando, defendiendo la democracia, la ley y las normas que nos hemos dado entre todos, que nos obligan a todos, a los gobernantes, a los que no lo son y a todos los ciudadanos”.

Además, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que “con toda tranquilidad, toda moderación, hay que decir que no habrá referéndum el día 1 de octubre”.

En este sentido, y en función de las decisiones que adopte el Parlamento catalán, no ha descartado la posibilidad de que se celebre un extraordinario en agosto, antes de la fecha prevista, el 25 de agosto, para la primera reunión del Gabinete tras el descanso veraniego.

La CUP

Por otro lado, Mariano Rajoy ha lamentado que la CUP, “una organización de extremistas radicales” y “con programas electorales que son propios de hace siglos”, esté condicionando todo el proceso en Cataluña: “Sin la CUP todas estas cosas que se están haciendo no se podrían hacer porque no habría votos suficientes”.

El presidente también ha criticado el reciente ataque a un autobús turístico en . Según ha apuntado, esas actuaciones “revelan una estulticia insuperable porque el turismo es más del 10% del PIB en España, da empleo a más de 2 millones de personas”. Y Cataluña, ha explicado, es la comunidad autónoma que más turistas recibe, aproximadamente el 18% del total.

En este punto, ha agregado que el turismo “es una riqueza para todos” y “es trabajo”, por lo que ir “contra algo que da puestos de trabajo y riqueza demuestra su pequeñez mental”.

Venezuela

Por lo que se refiere a Venezuela, el presidente ha señalado que la situación de ese país “nos preocupa especialmente”, tanto por los lazos históricos y culturales que nos unen como por los 200.000 españoles que viven allí. Se ha referido a la instrucción que dio al ministro Dastis para que el emitiera un comunicado que ayer se hizo público , en el que se anunciaba que “España no iba a reconocer de ninguna de las maneras la esa por ilegal, antidemocrática y chapucera”.

Rajoy ha señalado que, en estos momentos, la actuación de España va por dos vías. Por un lado, la reunión, prevista para la próxima semana, que está preparando el ministro peruano de Asuntos Exteriores y en la que participarán todos los ministros de Exteriores de Latinoamérica. Por otro, las conversaciones que se están manteniendo con a través de la Alta Representante para Asuntos Exteriores, .

Sobre este asunto, el presidente ha explicado que la primera propuesta que va a hacer el a la UE será “la supresión de autorización para viajar a España y la supresión de visados para personas que estén afectados en el régimen venezolano”.

Antes de terminar, el presidente ha enviado un mensaje a los venezolanos, en el que ha subrayado que el mundo, la UE y España, por supuesto, “está con ellos” y que “no les vamos a dejar solos de ninguna manera. El siglo XXI, desde luego, no está para que haya gente que vuelva a tiranías de épocas pasadas”.