Durante su comparecencia en la sesión de control al Gobierno, tras informar sobre los resultados del último en el Congreso de los Diputados, Mariano Rajoy ha asegurado que “el Gobierno tiene la intención de mantener la misma política económica” para mejorar la situación de los ciudadanos.

El presidente respondía así a la portavoz del Grupo Parlamentario Unión, y Democracia, , quien le preguntó por las medidas que piensa adoptar el Ejecutivo para beneficiar a las personas que más están sufriendo la crisis.

“Nosotros partíamos de una situación muy difícil. Había unos desequilibrios muy grandes en la economía. Eso nos ha obligado a tomar decisiones y a hacer reformas y yo creo que ahora empezamos a ver la luz al final del túnel”, ha dicho.

Mariano Rajoy ha recordado que ha habido datos positivos en materia de crecimiento, los precios están en -0,1, la prima de riesgo está en una situación mejor que hace un año. Asimismo ha indicado que “vamos exportando y eso es bueno porque significa que producimos y que hay gente que trabaja”, que la inversión exterior “ya es el doble que el año pasado” y que mejoran algo las cifras de empleo, aunque aún de manera poco satisfactoria.

A juicio del presidente, las reformas “van a dar lugar a que haya crecimiento económico, empleo y podamos recaudar”, lo que se traducirá en que se podrá dedicar más dinero a pensiones, a políticas sociales y descongelar la situación de los funcionarios. “Estamos en una buena situación, y en la medida en que vayamos creciendo y creando empleo podemos tomar decisiones que ayuden a mejorar el bienestar de la gente”, ha subrayado.

Para que la situación siga mejorando en el futuro, el presidente ha reiterado que “es fundamental mantener la política económica que estamos llevando a cabo porque si no no habrá empleo y si no hay empleo no hay recursos económicos en para hacer esas políticas”.

Reforma educativa

En respuesta al portavoz del Grupo Socialista, , quien se interesó por la reforma educativa, el presidente ha defendido que el modelo educativo puede “funcionar muchísimo mejor” si se realizan algunos cambios.

El presidente ha apuntado, entre otros datos, que las tasas de abandono educativo temprano duplican la media de la y que el actual modelo deja en la cuneta a uno de cada cuatro estudiantes, sobre todo a las personas con menos posibilidades económicas.

Mariano Rajoy ha indicado que el gasto público por alumno en España es un 15% superior al de la OCDE y a la media de y, sin embargo, “los resultados son mucho peores que en aquellos países en los que gastan mucho menos dinero que nosotros”.

El presidente ha insistido en que no se pueden dejar las cosas como están y confía en que la reforma de la Ley de Educación va a mejorar esos resultados: “No lo puedo aceptar porque es injusto para los españoles y porque con la educación nos jugamos el futuro”.