El presidente del Gobierno ha comparecido en el Congreso de los Diputados para informar de las conclusiones adoptadas en el celebrado en los pasados días 24 y 25 de octubre e informar de los asuntos tratados en él.

Un Consejo temático que estuvo centrado en la economía digital, la innovación y el mercado único de servicios, pero en el que también se trataron otros asuntos relativos a la iniciativa de empleo joven, la financiación a Pymes con el concurso del , el avance en la integración en la Unión Económica y Monetaria y la política de inmigración.

Además, según ha añadido, el Consejo se ocupó “de las consecuencias derivadas del descubrimiento de actividades, en , de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de los ”.

En este sentido Rajoy ha recordado que el pasado lunes se convocó al embajador de los Estados Unidos en para solicitarle información y ha anunciado que el director del comparecerá ante la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso.

Una nueva etapa

En su intervención el presidente ha valorado el hecho de que se convoquen Cumbres temáticas porque, según ha comentado, eso significa que “el desarrollo de la articulación europea no tiene ya que ocuparse de las urgencias de estos últimos años, en los que llegó a ponerse en cuestión, incluso, la propia existencia de nuestra moneda común”.

“En este sentido, ha añadido, tan importante es ahora de lo que se habla, como de lo que no se habla. Ya no hay que hablar de medidas de urgencia, de planes extraordinarios, de rescates in-extremis de países y de la propia moneda. Estamos en una nueva fase en la que, más allá de los grandes diseños, hemos entrado en la etapa, más prolija, de las articulaciones concretas”.

Respecto a la situación de España, Rajoy ha subrayado que “afortunadamente ya no respiramos el ambiente de reserva y desconfianza que inspiraba nuestra situación hasta hace un año. Ya nadie nos contempla como un lastre, como una fuente de incertidumbre, como un posible “mal pagador” en el futuro. Todo eso ha quedado atrás”.

“Llegar hasta aquí ha sido mérito de todos. Ha sido el conjunto de la sociedad española la que está logrando que nuestra imagen recupere el terreno que habíamos perdido, que nuestra economía suscite de nuevo confianza, y que nuestras realidades presentes y nuestras posibilidades futuras, mejoren el atractivo de España ante nuestros socios”, ha dicho el presidente quien ha añadido que, no obstante, “nos queda mucho trabajo y no pocos sacrificios”.

Agenda digital e innovación

España, ha afirmado el presidente, ha defendido en el Consejo Europeo que los esfuerzos que viene realizando a nivel nacional en su estrategia digital se realicen también a escala europea. Es necesario, ha añadido, situar en el centro del debate la defensa de los consumidores y usuarios, respetar a los derechos de propiedad intelectual y establecer una fiscalidad justa.

Dado el gran potencial para crear empleo que tienen las Tecnologías de la Información y la Comunicación, el Consejo Europeo ha acordado redirigir fondos estructurales para mejorar la educación en materia de Tecnologías de la Información; integrarlas en el currículum educativo, en todos los niveles de enseñanza; facilitar la movilidad y el acceso a los títulos en el marco de la Gran Coalición para los Empleos Digitales y acelerar la elaboración de un marco paneuropeo de competencias digitales.

En cuanto a la innovación, en este Consejo los jefes de Estado y de Gobierno han apoyado la puesta en marcha del Espacio Europeo de Investigación, que entrará en vigor en 2014 y contribuirá a la movilidad de los investigadores por todo el espacio de la Unión y estimulará la circulación fluida de ideas, recursos y talento.

Empleo juvenil y pymes

El Consejo Europeo ha reiterado su compromiso de que la iniciativa de empleo joven esté operativa en enero de 2014. A España, ha recordado el presidente, le corresponden aproximadamente 1.800 millones de euros de los fondos destinados a este programa. Para la utilización de la llamada “Garantía Juvenil”, el Gobierno está desarrollando ya un Plan, ha especificado el presidente.

En el caso de las medidas para reactivar el crédito a las Pymes, con el concurso del Banco Europeo de Inversiones, el presidente ha señalado que “hemos reiterado nuestro compromiso con esta iniciativa e insistido en la necesidad de que estos instrumentos estén operativos en enero de 2014” tal y como se acordó en junio, pero los detalles técnicos y la concreción de esta iniciativa no están todo lo avanzados que debieran, ha lamentado Rajoy.

Unión económica y monetaria

El presidente ha subrayado que “hemos acogido con satisfacción” la aprobación final de los reglamentos que constituyen el Mecanismo Único de Supervisión, por el que el pasará a asumir la supervisión de los bancos del área euro en otoño de 2014.

Respecto al análisis de balance de las entidades bancarias que llevará a cabo el Banco Central Europeo, Rajoy ha sostenido que España está “tranquila” y que este ejercicio ha de servir “para despejar cualquier incertidumbre que pueda persistir sobre la solvencia de nuestra banca y situarla en la perspectiva de la banca europea”.

Inmigración

La preocupación por los “trágicos acontecimientos” en los alrededores la isla de pusieron sobre la mesa del Consejo la cuestión de las corrientes migratorias, pues el “número insoportable de víctimas exige que ninguna sociedad pueda mostrarse impasible o indiferente”, ha sentenciado Rajoy.

A su juicio, y así lo expuso en el Consejo, la política sobre los flujos migratorios tiene que ser “conjunta de todos los países de ” y estar basada en “el control de fronteras exteriores de la Unión Europea debe ser compartido por todos, la Unión, los Estados Miembros, las instituciones y las agencias especializadas; los países que constituyen la frontera exterior debemos recibir apoyo político, operativo y financiero de la Unión; y el apoyo y la cooperación deben extenderse a los Estados que son origen, o tránsito, de migraciones irregulares. La prevención en origen es clave”, ha concluido Rajoy.