​Durante la clausura de las jornadas ‘La industria en España. Reflexiones’, organizadas por la Unión General de Trabajadores (UGT) en , Rajoy ha afirmado que “apostar por el crecimiento económico y la creación de empleo exige afianzar un sector industrial fuerte y competitivo, que debe ser capaz de adaptarse al entorno cambiante y globalizado y al reto que supone la economía digital”.

El presidente ha apuntado que el sector industrial “es rico en empleo indefinido, en productividad y en inversión en I+D”. De hecho, ha dicho que su tasa de temporalidad es inferior a la media y que, en el último año, la contratación indefinida ha crecido cerca de un 16%, una cifra superior en más de tres puntos a la media nacional. Además, ha indicado que al ser un sector líder en productividad, su retribución media supera a la de otros sectores. El empleo en la industria, ha precisado, crece al 3,6%, mientras que el del conjunto de la economía lo hace al 2,27%, y se han recuperado ya casi 275.000 empleos perdidos.

Para afrontar los cambios que debe acometer el sector, Rajoy ha manifestado que es necesario “llevar a cabo las políticas económicas adecuadas”. En este sentido, ha defendido que la política del Gobierno “es buena para el crecimiento y la creación de empleo y para que nuestra industria cuente con los elementos necesarios para adaptarse y competir en un mundo cada vez más complejo, más abierto y más cambiante”.

Competitividad y reformas

En opinión del presidente, la política industrial en España tiene que perseverar en la línea de “construir” y no dar marcha atrás sobre lo ya realizado: “Sería bueno que lo hiciéramos de común acuerdo con todos los implicados: Gobierno, agentes sociales y partidos políticos”.

El presidente ha expresado la disposición del Gobierno para alcanzar un Pacto de Estado por la Industria, o lo que es lo mismo, a “trabajar todos conjuntamente en la misma dirección para tener un sector industrial fuerte y generador de empleo en la economía globalizada’.

Retos de la política industrial

Rajoy ha repasado cuatro elementos fundamentales de la política industrial: el reto digital, la energía, el nuevo marco estratégico y las pymes.

La introducción de las tecnologías digitales, ha manifestado, “es un elemento crítico para competir hoy, y nuestras empresas, en particular las industriales, deben adaptarse”. Para apoyar esa transformación digital, el Gobierno cuenta con el Conectada 4.0 . Además, ha apuntado Rajoy, el Ejecutivo está impulsando las redes de nueva generación para que las empresas tengan acceso físico a la infraestructura digital. Como ejemplo, ha citado que el del pasado 21 de abril autorizó la convocatoria de ayudas para la extensión de la banda ancha de nueva generación por un importe de cien millones de euros, un 58% más que el año pasado.

La energía, clave para la competitividad

En relación con la energía, el jefe del Ejecutivo ha señalado que es un “tema capital” para la industria, que suma aproximadamente el 70% del consumo eléctrico total. “Debemos tomar -ha defendido- decisiones responsables y equilibradas y que, permitiéndonos cumplir con nuestros objetivos medioambientales y de penetración de las nuevas tecnologías renovables, ayuden a nuestra industria a ser más competitiva”. Es necesario, ha añadido, que esas decisiones no vuelvan a generar déficit energéticos.

Mariano Rajoy ha expresado el compromiso de no subir la parte de la factura energética que depende del Gobierno -los costes regulados-, como ha ocurrido todos los años desde la reforma del sector eléctrico. También ha destacado que las últimas subastas de energías renovables se han hecho a coste cero para el consumidor.

El presidente ha avanzado que se aprobarán nuevos programas específicos para apoyar la eficiencia energética de la industria. En las próximas convocatorias, ha anunciado, se prevé que las industrias puedan lograr un anticipo del 40% de su ayuda de forma inmediata cuando acometan este tipo de proyectos.

La conexión con el mercado energético europeo es otro aspecto fundamental, a juicio de Rajoy, quien ha propuesto que los gobiernos , Portugal y Francia vuelvan a reunirse con para impulsar las interconexiones eléctricas.

Sectores industriales y pymes

El presidente ha explicado que el Ejecutivo está poniendo en marcha un marco estratégico integrador de todos los elementos relevantes para la política industrial y se ha referido especialmente a dos. En primer lugar, la empleabilidad de los trabajadores. La falta de personas cualificadas en nuevas tecnologías, ha indicado, supone que cientos de miles de puestos de trabajo queden vacantes cada año en Europa, según un informe presentado en el último Consejo Europeo. En segundo lugar, la innovación. En los Presupuestos aprobados ayer en el Congreso, ha especificado, la partida de I+D+i sube un 4,3%, “y debe hacerlo, y mucho más, en el futuro, y también debe colaborar todo el sector privado en ello”.

Rajoy ha indicado que ese nuevo marco debe verse complementado con agendas sectoriales y con una estrategia de impulso a las pymes, lo que pasa por eliminar trabas y reducir costes para el emprendimiento y el crecimiento empresarial y por facilitar el acceso a la financiación para inversión industrial.

Aprobación de los PGE

Mariano Rajoy ha señalado que la inversión es un factor esencial para el sector industrial y, para poder invertir, se necesita “confianza, estabilidad y costes financieros reducidos”. Por ello, ha destacado que la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado supone un mensaje de confianza dentro y fuera de España, un “horizonte de estabilidad y futuro a los agentes y económicos y sociales” y va a contribuir a la creación de 500.000 empleos en 2017 .

Contribución de los agentes sociales a la recuperación

El presidente ha resaltado que la economía española lleva tres años de crecimiento económico, dos años seguidos a un ritmo que duplica la medida de la zona euro, y crea medio millón de nuevos empleos al año desde 2014.

En su opinión, este logro es “un éxito colectivo el esfuerzo de los españoles, de las reformas que ha llevado a cabo el Gobierno y de la responsabilidad de los agentes sociales”.

“Los agentes sociales, y en particular la UGT, han contribuido, sin duda, al cambio de rumbo que hoy vive la economía española y no solo por haber actuado responsablemente en momentos de extrema dificultad, sino porque también han hecho aportaciones concretas e importantes para nuestro país”, ha afirmado.

Entre esas contribuciones, Rajoy ha citado su participación en el II Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva , en el Plan PREPARA , en el Programa de Activación para el Empleo , en la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven o en la llamada Garantía Juvenil .

En este contexto, Mariano Rajoy ha recordado que el Ejecutivo está hablando con los sindicatos sobre el futuro de las pensiones, y ha apuntado que también es preciso llegar a un entendimiento sobre el mantenimiento de la Sanidad Pública.