El presidente del Gobierno ha asegurado, con motivo de los actos conmemorativos del XXXVII aniversario de la Constitución de 1978 que la aprobación de la Carta Magna, -que, en palabras del presidente, “goza de una salud muy buena”- supuso “poner de acuerdo a muchísimos españoles”, en un momento en el que “se apostó por la concordia, el diálogo y la tolerancia y se dijo, ‘vamos a dejar de mirar al pasado y miremos hacia el futuro’”. La Constitución, ha añadido, “nos trajo libertad, democracia, la garantía de nuestros derechos individuales y de nuestras libertades y afirmó la unidad de la nación española y la soberanía nacional”.

Todo ello, ha destacado Mariano Rajoy, nos permitió “entrar en Europa y en el euro” y “coincidió con el momento de mayor progreso de la historia de España”. Hoy, ha dicho el presidente “tenemos que seguir trabajando para mejorar, pero estamos a la cabeza de los países de Europa y del mundo”.

Reforma de la Constitución

Preguntado por una posible reforma constitucional, el presidente ha recordado que la Constitución ya ha sido reformada en dos ocasiones y que él está dispuesto a considerar los planteamientos que puedan hacerse en ese sentido, aunque, ha afirmado, que no cree “que sea la prioridad hoy en España. La prioridad tiene que ser crear empleo, mantener y consolidar el sistema de pensiones y los grandes servicios públicos fundamentales”.

“En cualquier caso”, ha concluido, “es importante que tengamos una Constitución por consenso”, “y que haya algunas cosas que seamos capaces de acordarlas entre todos” entre las que ha mencionado, “la política autonómica y lo que sea España, la política de defensa y la política exterior”.

Elecciones generales

Sobre la formación de Gobierno tras las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, Mariano Rajoy, ha reiterado su opinión de que “el partido político que gane las elecciones debe formar Gobierno”.

A propósito de su participación en el programa de televisión de la Sexta, en el que respondió a lasa preguntas de un grupo de ciudadanos, aseguró que había sido “una experiencia magnífica” en la que “la gente me trató muy bién, fueron muy amables”.