​Mariano Rajoy ha afirmado que España tiene un “doble atractivo” porque, además de ser “una de las naciones más antiguas de Europa”, es también “uno de los países más desarrollados y vanguardistas del mundo”.

A su juicio, este hecho no es casual, sino que “nace de un acervo histórico y cultural, de una pluralidad de manifestaciones artísticas y de una diversidad creativa y de pensamiento, que es fértil y libre, como en pocos países del mundo”.

Patrimonio lleno de historia y cultura

El presidente Rajoy ha puesto de relieve que España cuenta con un “patrimonio lleno de historia y cultura” que pertenece a “todos los españoles, sean de donde sean y vivan donde vivan; un patrimonio que estamos obligados a preservar y difundir a través del ejemplo”.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha apuntado que ceremonias como esta permiten reconocer “el esfuerzo, el talento, el mérito y el tesón de los ciudadanos”, valores que “definen la buena salud de la sociedad española”.

Legado plural e integrador

Mariano Rajoy ha señalado que Alfonso X, monarca que da nombre a estas distinciones, fue un rey que demostró “cómo la pluralidad, el entendimiento y la convivencia nos han hecho avanzar a lo largo de los siglos”. Y lo hizo a través de la cultura porque “la cultura vertebra España y nos sitúa en el mundo”, ha añadido.

Sobre los galardonados , el presidente ha afirmado que representan un legado “plural e integrador, capaz de trascender las distancias históricas y geográficas para construir ese proyecto que nos une y nos enriquece”. El legado de “una España abierta y diversa, con vocación de mejorar, de innovar y de no quedarse nunca atrás”, ha señalado.

El jefe del Ejecutivo ha destacado que “España es un país mejor” gracias a la labor de los premiados, “un país más preparado, más solidario, más integrado en Europa, más abierto al mundo y más libre”.