​Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha preguntado al presidente del Gobierno por Cataluña. ha admitido que “la situación es muy grave” y ha responsabilizado de ello tanto el y como al Parlamento catalán porque “se han situado fuera de la legalidad” y sin ley “no hay democracia posible”.

Además, ha agregado el presidente Rajoy, “se ha producido una ruptura de la convivencia y una fractura social” y “los efectos económicos” del proceso “también son muy preocupantes” porque afectan a “la vida de la gente” y a “su bienestar”. En este sentido, ha comentado que el Gobierno ha bajado las previsiones de crecimiento económico “para Cataluña” y “también para el conjunto de España” y “si continuamos en esta línea”, puede romperse “la tendencia de la recuperación económica que hemos vivido en los últimos años”.

Elecciones en Cataluña

Pool Moncloa/Diego Crespo El presidente del Gobierno ha asegurado que es “muy importante” recuperar la legalidad en Cataluña porque el origen de la actual situación está en “la liquidación de la ley”. “Precisamente -ha añadido- porque se ha liquidado la ley, no hay más salida que las elecciones. Precisamente porque se ha liquidado la ley, se ha roto la cohesión social, la confianza entre la gente, la convivencia y vemos problemas de todo tipo que llegan, incluso, como usted sabe mejor que yo, al ámbito familiar. Y precisamente porque se ha liquidado la ley, se van las empresas de Cataluña”.

Según ha explicado Rajoy, el artículo 155 de la Constitución se ha puesto en marcha para “restablecer la legalidad” en Cataluña. Entre otras cosas, ha añadido, “está prevista la convocatoria de unas elecciones en un plazo máximo de seis meses”, aunque sería preferible que estas “se celebrasen a la mayor celeridad posible y, desde luego, con todas las garantías”.

El artículo 155

En respuesta al diputado de ERC, Joan Tardà, el jefe del Ejecutivo ha señalado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución es la “única” respuesta posible “ante el desprecio a nuestras leyes, a nuestra Constitución y al Estatuto de Cataluña”. Ha afirmado que “cumplo con mi obligación” porque “donde no hay ley, ni hay democracia ni hay diálogo”.

Sobre el artículo 155, el presidente Rajoy ha reiterado que su objetivo es “restaurar la legalidad”, “apostar por la convivencia que se ha roto en Cataluña y atajar las consecuencias económica que sus decisiones están provocando”. No obstante, ha puntualizado que se trata de una decisión “excepcional” que “queremos que dure poco y, por eso, el final es la convocatoria de unas elecciones” cuando “se puedan celebrar con normalidad”.

Por lo que se refiere al diálogo, Rajoy ha señalado que “lo único que el señor Puigdemont quiso negociar conmigo fue los términos y los plazos de la independencia de Cataluña “, algo que él, como presidente del Gobierno, no podía hacer. Ha agregado que el presidente catalán “no quiso hablar de nada más”, tampoco asistió a la Conferencia de Presidentes ni integró al en las negociaciones del nuevo modelo de financiación autonómica ni aceptó presentar sus propuestas en el .

Mejoría económica

Pool Moncloa/Diego Crespo La portavoz del Grupo Socialista, , se ha referido en su pregunta a los presupuestos para el próximo año, a la reforma de la Constitución y a la situación en Cataluña. En su respuesta, el presidente Rajoy ha señalado las “prioridades fundamentales” de su Gobierno, que son crecer y crear empleo y mantener y mejorar el Estado del bienestar. Además, ha añadido una más: “Hoy hay una prioridad también muy importante, que es restablecer la legalidad y la convivencia pacífica en Cataluña y garantizar la libertad y los derechos de todos los ciudadanos”.

ha subrayado que “por fortuna el escenario económico hoy es mucho mejor que hace un año”. Entre otras cosas, la economía española crece el 3,1%, las exportaciones alcanzan niveles de récord, este año se van a crear 660.000 empleos y, además, el número de afiliados a la Seguridad ha aumentado en 624.000 personas.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo ha destacado los acuerdos que, en los últimos meses, han permitido aprobar “medidas importantes”, como son el salario mínimo, la ampliación del permiso de paternidad, la prórroga del Plan PREPARA o el pacto de Estado contra la violencia de género. No obstante, ha añadido, aún quedan pendientes algunos otros pactos importantes, que todavía están negociándose en las diferentes comisiones (justicia, educación, pensiones o financiación autonómica).