El jefe del Ejecutivo, que ha viajado junto a la ministra de Defensa, , ha reconocido la labor de las tropas españolas que operan en Estonia con la misión de proteger y reforzar su espacio aéreo, de acuerdo con los compromisos adquiridos en el marco de la OTAN.

El despliegue del contingente español en la base área de Ämani corresponde a la rotación de la Báltica y se desarrolla entre el 3 de mayo y el 31 de agosto.

Durante su visita, el presidente del Gobierno ha afirmado que el sacrificio de los militares españoles convierte esta misión en un éxito: “Más de un millón de estonios están más seguros cada vez que nuestros cazas patrullan su espacio aéreo”. Además de destacar el esfuerzo de las tripulaciones de los F-18, el presidente ha resaltado las jornadas de trabajo que dedican al mantenimiento de aviones y a operar complejos sistemas de vigilancia y comunicaciones.

Mariano Rajoy ha dicho que a pesar de que Estonia es uno de los países de la más alejados de España no lo está de los intereses nacionales: “Nuestros intereses de seguridad están también en la solidaridad con nuestros aliados y en el cumplimiento de nuestro compromisos internacionales”.

El presidente ha manifestado que las tropas españolas en ese país “contribuyen a una Europa y a una España cada vez más segura”, y ha recordado que “velan constantemente para que nuestro país pueda disfrutar del Estado de bienestar y de desarrollo económico” que mantiene hoy.

Tras su intervención, Rajoy ha posado en la tradicional foto de familia con el contingente militar y ha conversado con sus integrantes.

Durante su estancia en Estonia, se ha entrevistado con el primer ministro de la república, , que ostenta la presidencia de turno de .