En respuesta a una pregunta del socialista , el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha afirmado que va a “dialogar con la Generalitat, como con cualquier otro Gobierno autonómico, sobre los temas que sean de interés de los ciudadanos” y ha añadido que está “dispuesto a hablar” con Artur Mas sobre el documento que recientemente le ha remitido.

El presidente también ha enumerado las otras “líneas de acción política” referidas a Cataluña para, en primer lugar, “intentar mantener la estabilidad política”, condición fundamental para “consolidar la salida de la crisis, recuperar el empleo y el bienestar de los ciudadanos”.

En segundo lugar, ha agregado que continuarán mecanismos como el FLA y el Plan de Pago a Proveedores, “que han permitido atender los vencimientos de deuda y pagar los servicios públicos y a los proveedores de la Generalitat”. En tercer lugar, ha expresado su voluntad de defender sus posiciones políticas, “afirmando la soberanía nacional y la validez de la Constitución”.

Finalmente, Rajoy se ha mostrado dispuesto a “escuchar todas las propuestas” de los grupos de esta Cámara, siempre y cuando no se refieran a “algo que pueda liquidar la soberanía nacional o que pretenda establecer el derecho de autodeterminación o afectar a la igualdad de los españoles”.

Por otro parte, el jefe del Ejecutivo ha instado al PSOE a presentar propuestas claras y no simplemente “eslóganes” en relación con la reforma de la Constitución, pues “así no se solucionan los problemas de España ni de ningún lugar de España”.

Disminución de la pobreza y la desigualdad

Respecto a la situación económica, Mariano Rajoy ha destacado dos datos facilitados por Eurostat: después de varios años de subida, en 2013 bajaron tanto la tasa de riesgo de pobreza, el 0,4%, como la tasa de desigualdad, el 0,2%.

El presidente ha subrayado que “España está creciendo”. De hecho, es “el país que más crece de la UE, de la zona euro, de los países grandes”.

​También está mejorando el empleo: este año se van a crear 500.000 puestos de trabajo, lo cual hace, ha dicho, que esté mejorando “el bienestar y que haya menos pobreza y menos desigualdad”.​

El presidente ​ha explicado que “estamos haciendo una política económica y, mientras tanto, estamos atendiendo a situaciones de dificultad”. Así, ha añadido, no se han congelado las pensiones, el gasto en materia de desempleo continúa siendo muy importante y se ha dado estabilidad al Plan Prepara.

​Además, el FLA ha servido para que las comunidades autónomas puedan hacer frente a su gasto social, se ha creado un fondo contra la pobreza infantil y pronto bajará el IRPF para todos. Rajoy ha agregado que al final de esta legislatura “habremos superado la más grave crisis económica que hemos vivido en España en mucho tiempo”.

Respeto a las decisiones de la Fiscalía

A su salida del Pleno del Congreso y a preguntas de los periodistas, el presidente del Gobierno ha reiterado la autonomía de la Fiscalía General del Estado a la hora de tomar decisiones: “Lo que haga la Fiscalía en el ejercicio de su autonomía yo lo voy a respetar, sea una cosa o la otra. Creo que es la mínima obligación que tengo como presidente del Gobierno y me gustaría que todo el mundo lo hiciera también”.​