​Tras participar en el , el jefe del Ejecutivo ha destacado que la inversión, las reformas estructurales y la responsabilidad fiscal son las prioridades de la política económica de la Unión Europea, que coindicen con los principales ejes de la acción económica de su Gobierno en los últimos años.

En este sentido, Mariano Rajoy ha resaltado que “cuadrar las cuentas ha sido un factor decisivo para la recuperación económica de España, para la vuelta al crecimiento económico y la creación de empleo”. Además, ha confirmado que “España cerró el año 2017 con un déficit del 3,07%, bajando desde un 4,3% en 2016; por tanto, hemos cumplido con nuestros compromisos europeos en materia fiscal”.

Consejo Europeo

Los socios europeos, ha explicado Rajoy, han constatado la necesidad de avanzar lo máximo posible, antes de las elecciones al del próximo año, en las estrategias de mercado interior (bienes y servicios, digital, energía y mercado de capitales), que son esenciales para el crecimiento económico. Además, han reafirmado su compromiso con el sociales.

En materia de comercio, Mariano Rajoy ha pedido “mayores esfuerzos” para que concluyan cuanto antes las negociaciones entre la Unión Europea y Mercosur. En relación con las subidas arancelarias de Estados Unidos sobre el acero y el aluminio, Rajoy ha opinado que “antes de imponer medidas que ponen en riesgo la buena marcha del comercio internacional, es necesario agotar todas las alternativas existentes”. También ha manifestado que “la Unión Europea está dispuesta a tratar los temas comerciales de interés común con Estados Unidos”.

Economía digital

Los jefes de Estado y de Gobierno han abordado la tributación de las empresas digitales y el uso indebido de datos en el mundo digital.

Mariano Rajoy ha recordado que ha presentado una propuesta para gravar los ingresos generados por ciertos servicios digitales, en respuesta a una petición que hizo España, junto a otros socios, el pasado mes de septiembre: “Lo razonable es que todas las empresas, también las digitales, tributen allí donde generan ingresos. Es la forma de que todos los negocios, digitales y no digitales, puedan competir en igualdad de condiciones”.

Asimismo, el presidente ha señalado que las conclusiones del Consejo Europeo recogen la exigencia de que las redes sociales y las plataformas digitales garanticen unas prácticas adecuadas con el fin de que el entorno digital sea seguro y fiable.

Atentado de Salisbury

Los mandatarios europeos han expresado “su pleno apoyo y solidaridad” al Reino Unido tras el atentado llevado a cabo el 4 de marzo en Salisbury mediante la utilización, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, de un arma química en territorio europeo. España, ha indicado Rajoy, ya expresó su condena en un comunicado.

El jefe del Ejecutivo ha dicho que todos los países han apoyado la decisión de llamar a consultas al embajador de Rusia en la Unión Europea y que permanecerán en contacto para que las decisiones se adopten por consenso.

Por otra parte, el presidente ha asegurado que nuestro país apoya “una estrategia de la Unión Europea para los Balcanes Occidentales centrada en el análisis de sus desafíos y en la identificación de los instrumentos más adecuados para afrontarlos”.

Consejo Europeo a 27

Además de la reunión del Consejo Europeo ordinario, todos los Estados miembros, a excepción del Reino Unido, han celebrado una reunión a 27 en la que han adoptado unas orientaciones con las que se abre una nueva fase en las negociaciones sobre el Brexit y se perfila la futura relación con el Reino Unido.

El presidente ha reiterado que los derechos e intereses de los ciudadanos seguirán siendo una prioridad en la nueva etapa: “Los negociadores han logrado un acuerdo de principio sobre un texto jurídico que garantiza el mantenimiento más completo de los actuales derechos que la normativa de la Unión concede a los residentes europeos y, por tanto, a los residentes españoles en el Reino Unido”.

Mariano Rajoy también ha informado de que “se confirma, una vez más, que la aplicación del periodo transitorio a Gibraltar depende de un acuerdo bilateral entre España y el Reino Unido”. Al respecto, ha anunciado que el Gobierno ha iniciado conversaciones bilaterales con el Reino Unido, que progresan satisfactoriamente, y confía en llegar a un acuerdo en los próximos meses para asegurar “la mejora de la situación de los trabajadores transfronterizos y soluciones razonables para las cuestiones que vienen afectando negativamente a la zona del ”.

En esas conversaciones, ha concretado, no se va a tratar el tema de la soberanía.

Cumbre del Euro

Durante su estancia en Bruselas, el jefe del Ejecutivo también ha participado en la Cumbre del Euro, donde ha defendido la necesidad de asegurar un “euro fuerte y estable”. Según ha declarado, la unión bancaria está muy avanzada, mientras que la fiscal llevará más tiempo.

“La unión monetaria necesita un presupuesto común, una capacidad fiscal, que pueda apoyar a los países en un momento de crisis. Pero para poner en marcha un mecanismo de este tipo, es necesario que nuestras economías sean competitivas en el euro y que apliquen políticas fiscales responsables”, ha dicho.

Antes de celebrarse la segunda jornada del Consejo Europeo, el presidente del ha participado, junto al presidente francés, , y el primer ministro portugués, António Costa, en una reunión con los representantes de las regiones ultraperiféricas de la Unión Europea.

Asuntos de actualidad

Al inicio de la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo, Mariano Rajoy se ha solidarizado con Francia tras la toma de rehenes por un presunto terrorista en un supermercado de la localidad de Trèbes.

Preguntado por la situación en Cataluña tras la fallida sesión de investidura de , el presidente ha respondido que no es partidario de que se repitan las elecciones en esa comunidad, sino de que haya un presidente elegido por su Parlamento que “sea consciente de que tiene que cumplir la ley”.

Rajoy ha insistido en que corresponde a los partidos catalanes ofrecer las soluciones de gobernabilidad y confía en que las encuentren a la mayor celeridad posible. “Me gustaría recuperar la normalidad institucional, la normalidad económica y la normalidad social”, ha concluido.