​En respuesta a una pregunta del socialista , el jefe del Ejecutivo ha reiterado en el su “plena confianza” en el ministro de Justicia, en el fiscal general y, también, en el fiscal anticorrupción.

Rajoy también ha señalado que la estrategia del Gobierno frente a la corrupción “persigue cuatro objetivos”: prevenirla y mejorar los controles, perseguirla, descubrirla y castigarla. Ha agregado que, en esta batalla, “aunque nunca es suficiente, estamos mejorando tanto en el control como en el conocimiento público de la misma”.

Después de destacar “el sinfín de leyes” que se han aprobado “para mejorar la lucha contra la corrupción”, el presidente del Gobierno ha defendido “la presunción de inocencia” frente a “ese concepto que ya se está generalizando llamado presunción de culpabilidad”.

Eliminar los aforamientos

El líder de Ciudadanos, , se ha referido a la eliminación de los aforamientos, uno de los puntos incluidos en el pacto de investidura.

Tras recordar que los aforamientos están reconocidos en el artículo 71 de la Constitución Española, Mariano Rajoy ha apuntado que, actualmente, las personas aforadas en España son 2.000 cargos públicos y electos, 15.000 jueces y fiscales y 263.000 miembros de las fuerzas armadas y de los cuerpos de seguridad del Estado (estos últimos, con un aforamiento parcial).

En opinión del presidente del Gobierno, este no es un asunto “menor”, por lo que requiere “un acuerdo amplio”, que “tenga el mayor número de apoyos posibles”. Por eso, “le propongo que hagamos un debate sobre este asunto, estudiemos el tema y ya con conocimiento de causa lo traigamos aquí para aprobar en su día”, ha añadido.

Medidas de la UE contra el terrorismo

, de ERC, ha preguntado por las largas esperas que se viven en el aeropuerto de El Prat tras haber aumentado los controles en frontera. El presidente Rajoy ha aclarado que esta es “una medida adoptada por en la lucha contra el terrorismo”, una decisión “razonable” y “loable”, sobre todo después de los “desgraciados atentados” de Reino Unido, Bélgica, Francia y Alemania.

El presidente del Gobierno también ha señalado que la misma situación se está viviendo en muchos aeropuertos europeos, si bien “estamos todos coordinados” y “tomando medidas para que las molestias sean mínimas”.

Finalmente, ha recomendado al diputado Rufián que su preocupación por la situación en el aeropuerto de El Prat la extienda a los problemas que se dan en el Metro de , competencia de la Generalitat de Cataluña.