​En , donde se ha celebrado el Foro Joly Andalucía, “comenzó la historia del constitucionalismo en España”, ha subrayado el presidente del Gobierno.

En la capital gaditana se definieron en 1812 “las ideas clave del constitucionalismo español”, que “fructificaron al fin en la Constitución de 1978”, ha dicho Rajoy, quien ha destacado la “increíble” transformación que se ha producido en España durante estos 40 años. La España constitucional ha llevado “progreso y bienestar a la vida de los españoles de un modo antes desconocido en nuestra Historia”, ha afirmado.

En su opinión, esa transformación ha llegado a todos los ámbitos: en la economía (“somos una de las economías más competitivas del mundo”), en el Estado del bienestar (“nuestras pensiones, sanidad, educación y prestaciones sociales son de las mejores”) y en el peso que España tiene en la escena internacional (“somos un país cuya voz cada vez tiene más eco en el mundo”).

En definitiva, ha apuntado Rajoy, “somos un gran país” y “lo hemos conseguido juntos: los españoles, los partidos políticos que han gobernado, los que han ayudado a gobernar, los agentes sociales y la sociedad civil”, por lo que es “bueno que estemos orgullosos todos los días de la España que entre todos hemos construido y de la que estamos construyendo”.

El reto económico

El jefe del Ejecutivo ha subrayado que son dos los desafíos a los que ha tenido que enfrentarse España en los últimos tiempos: el reto de la crisis económica y el desafío independentista. Y, a su juicio, España “ha salido fortalecida” de ambos.

Después de subrayar los nefastos efectos que tuvo la reciente crisis económica en España (cinco años consecutivos de recesión, reducción del 10% del PIB, pérdida de puestos de trabajo, etc.), Rajoy ha recordado que logró evitarse el rescate gracias al “esfuerzo de los españoles y con una política económica acertada”, basada fundamentalmente en “la consolidación fiscal y las reformas estructurales”.

El presidente ha explicado que la situación comenzó a revertirse en el año 2014, ya que fue cuando comenzó una etapa de “fuerte crecimiento económico”. De cara al futuro, ha agregado, los principales objetivos son, entre otros, lograr que haya “veinte millones de españoles trabajando a finales de 2019” y continuar con la reducción del déficit público (en 2018 alcanzará el 2,2%, por lo que España podrá abandonar el procedimiento de déficit excesivo).

Según todas las previsiones, durante los próximos tres años, “España seguirá creciendo a una media del 2,5% y creando medio millón de puestos de trabajo al año”, ha añadido.

Presupuestos y Andalucía

Asimismo, Mariano Rajoy ha destacado que es “fundamental” lograr la aprobación los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 porque son unas cuentas públicas que “consolidan la recuperación y que compensan algunos de los esfuerzos que se le pidieron a la sociedad española”. Según ha explicado, “de momento”, los PGE han superado “los primeros escollos de la tramitación parlamentaria y trabajamos con intensidad para terminar bien lo ya empezado”.

En este punto, el presidente del Gobierno ha apuntado que los PGE de 2018 supondrán para Andalucía “una inversión total de 1.478 millones de euros, un 28% más que el año anterior”. Además de explicar que el compromiso del Gobierno con Andalucía “es total”, ha señalado que las “inversiones previstas” en infraestructuras “colocan a esta región en la segunda posición en el ranking por comunidad autónoma y por encima de la media nacional”.

Otra prueba del compromiso del Ejecutivo con Andalucía es la aprobación hoy en de más de 40 millones de euros , de los cuales más de 35 irán destinados a las costas andaluzas (20 millones para las playas gaditanas), para la ejecución de obras de emergencia en las playas dañadas por los recientes temporales.

El desafío secesionista

Por lo que se refiere al reto secesionista que se ha planteado por un grupo de dirigentes políticos en Cataluña, Mariano Rajoy ha indicado que “el Gobierno ha dado una respuesta constitucional” y que actuó con “prudencia”, “moderación”, “responsabilidad” y “determinación” al aplicar “el artículo 155 por primera vez en nuestra historia”.

Según ha subrayado, “hoy Cataluña está mejor” debido a que se han puesto “en marcha todas las medidas para defender la unidad, la libertad y la igualdad en España”. Porque “la ley manda más que cualquier presidente, que cualquier partido y, sobre todo, que cualquier propósito”, ha aclarado Rajoy.

En este sentido, el presidente ha afirmado que “en España se pueden defender todas las ideas, absolutamente todas, sean cuales sean, pero han de defenderse dentro de la ley”.

Artículo 155

Por lo que se refiere al artículo 155 de la Constitución, Mariano Rajoy ha afirmado que su aplicación representa ya “un precedente y un procedimiento que quedará para el futuro si fuera necesario”. Además, ha insistido en que hará “todo lo posible” para mantener el consenso entre los partidos que respaldaron su aplicación en Cataluña.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado, además, que “es necesario que el Parlament elija en una investidura normal a un presidente legal que pueda estar en su sitio y gobernar con normalidad”. Un presidente -ha agregado- que “saque a Cataluña de la excepcionalidad, que garantice la convivencia y que gobierne para todos”.

Apuesta por el diálogo

Rajoy ha defendido el modelo constitucional del Estado de las Autonomías señalando que España, a pesar de ser un país “muy complejo” en su estructura territorial, “siempre ha avanzado desde la lealtad y el diálogo, debatiendo nuestras diferencias y buscando acuerdos para solucionarlas”.

Según el presidente del Gobierno, “todos debemos hacer un esfuerzo para superar con grandeza y madurez” el episodio separatista y “la mejor forma de hacerlo es seguir hablando y dialogando sobre los asuntos que nos harán mejores en el futuro”.

Al respecto, ha sostenido que se presenta “una ocasión extraordinaria” con la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica, ya que en él “se basan los principales servicios públicos de nuestro país”.

Información veraz

Durante su intervención, con motivo de la clausura de los actos para conmemorar el 150 aniversario de la fundación del Diario de Cádiz, el presidente del Gobierno ha recordado que fueron precisamente las Cortes de Cádiz las que, por primera vez en la historia de España, “reconocieron la libertad de imprenta”.

Así, se ha referido al periodismo y al fenómeno de las ‘fake news’ o post-verdad. Según ha dicho, “en un mundo global, con acceso instantáneo a información en múltiples formatos”, la “responsabilidad de los medios de comunicación es hoy mayor que nunca porque la mentira, cuando es instantánea y global, es más difícil de vencer”.

Mariano Rajoy también ha apuntado que “en una democracia la información es sagrada, pero debe ser libre y veraz. Porque cuando la desinformación oscurece el juicio de los ciudadanos la democracia se acaba”. Por eso, a su juicio, resulta “fundamental” el trabajo de los medios de comunicación.

Cataluña y financiación autonómica

En respuesta a varias cuestiones sobre Cataluña planteadas en el coloquio posterior a su conferencia, Rajoy ha señalado que la aplicación del artículo 155 de la Constitución en esa comunidad se mantendrá hasta que tome posesión un nuevo Gobierno, de acuerdo a lo que decidió el .

Respecto a la posibilidad de que Quim Torra sea investido presidente de la Generalitat, Rajoy ha apuntado que “habrá que juzgarlo por sus hechos”. En cualquier caso, ha destacado, “el siempre va a garantizar tres cosas: primero, que la ley y la Constitución se cumplen, porque es la base de nuestra convivencia; en segundo lugar, que la unidad de España se respeta, porque es la base de nuestra nación; y en tercer lugar, que nadie actúa contra el principio de igualdad de todos los españoles porque es la base de nuestra democracia”.

Sobre el modelo de financiación autonómica, ha reiterado que está dispuesto a cambiarlo y que en mayo se convocará el para abordar ese asunto. “Es fundamental que en algo tan importante como es el reparto de recursos para las comunidades, de las que dependen servicios como la sanidad o la educación, haya un acuerdo entre el PP y el PSOE”, ha manifestado.

En relación con las pensiones, el jefe del Ejecutivo ha recordado que cuando se presentó a su primer debate de investidura, en diciembre del año 2011, se comprometió a que esa partida, junto a la del seguro de desempleo, nunca bajaría siendo él presidente, algo que se ha cumplido.

La situación actual, ha añadido, permite subir las pensiones, igual que el salario mínimo o el de los funcionarios: un 1,6% con carácter general y un 3% en el caso de las más bajas; además, va a elevarse del 52 al 56% la base reguladora de las pensiones de viudedad. Rajoy ha asegurado que ese aumento no impedirá cumplir los objetivos de déficit público, en parte gracias a que la confianza en la economía española está reduciendo los gastos por los intereses de la deuda.